El gobernador regional de Ayacucho, Carlos Rúa Carbajal, denunció que, tres días antes de terminar la gestión de su antecesor, Wilfredo Oscorima Núñez, se pagó de manera indebida más de S/. 14 millones al Consorcio Hospitalario Ayacucho por un laudo arbitral inexistente.

Rúa precisó que el pago ilegal fue transferido a la cuenta de dicha empresa, el 27 de diciembre del 2018, tal como está acreditado con el comprobante N° 11158. Advirtió que con dicho desembolso se ha ocasionado un perjuicio económico al gobierno regional.

“Mientras nosotros estábamos en proceso de transferencia de cargo, los funcionarios de la gestión saliente han pagado de manera indebida 14 millones 262 mil soles al Consorcio Hospitalario Ayacucho. Según hemos verificado, el gobierno regional solamente tenía una obligación con el Consorcio Hospitalario por la suma de S/ 81,075.86; sin embargo, se pagó ese monto”, dijo Rúa.

Informó que ha ordenado que se inicien las investigaciones administrativas y penales contra los responsables de este acto de corrupción. Agregó que Oscorima tendrá que explicar por qué se llevó a cabo el pago.

Asimismo, señaló que se ha enviado una carta notarial a la empresa que recibió el dinero para que en un plazo de 24 horas deposite a la cuenta del Gobierno Regional el monto transferido de manera indebida.

Hospital de la discordia

El 10 de noviembre del 2010, durante la gestión del entonces gobernador regional Ernesto Molina Chávez, el Gobierno Regional de Ayacucho celebró un contrato con el Consorcio Hospitalario Ayacucho para la construcción del Hospital “Mariscal Llerena” en la misma sede, ubicada en la Av. Independencia, por el monto de S/ 108’2493,000.

A la firma del contrato se le desembolsó la suma de 21 millones 600 mil soles y la obra se venía ejecutandocon la apertura de zanjas y colocación de columnas. Sin embargo, en marzo del 2011, en la gestión Wilfredo Oscorima Núñez, se declaró nulo este contrato señalando que “el Consorcio Hospitalario Ayacucho no ha cumplido con sus obligaciones contractuales para garantizar una buena ejecución técnica, legal y económica de la obra”.

Oscorima dijo que durante la supervisión se encontraron hasta ocho observaciones técnicas imputadas que no fueron subsanadas por la constructora, pese a estar debidamente notificada.

Como consecuencia de la rescisión del contrato, el Consorcio Hospitalario demando al Gobierno Regional de Ayacucho y cobró dos laudos arbitrales por un monto de un millón 463,500 soles por gastos de liquidación de obra planteada por la demandante.

Los árbitros no tomaron en cuenta la liquidación presentada por el gobierno regional de Ayacucho por extemporáneo.

Nuevo hospital

Por otro lado, durante su último año de gestión, el 14 de marzo del 2014, Oscorima dio inicio a la ejecución de otro nosocomio, esta vez del Hospital III-1, en la zona de Canaan Bajo, con un presupuesto de 363 millones de soles.

Sin embargo, durante el proceso de ejecución de la obra se amplió el presupuesto a 415 millones. Es más, se aprobó hasta 15 adicionales, por lo que el costo total de esta obra llegó a significar un presupuesto de 540 millones de soles.

El saliente gobernador Wilfredo Oscorima, días antes de cumplir su gestión, ha inaugurado esta obra sin que esté concluida físicamente y se han tenido que ejecutar obras complementarias.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 1 =

Translate »