Entrevista. Además de eficiencia económica, este instrumento contribuye en la lucha contra la corrupción, así como a efectivizar las adquisiciones en tres días, con lo cual se fortalece el concepto de “valor por dinero” en la contratación pública.

¿Cuál es la ventaja de implementar los catálogos electrónicos, en los procesos de compras estatales?

–Las compras electrónicas son una tendencia mundial. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su estudio “La Compra Pública en el Perú: Mejorando la Capacidad y la Coordinación” del 2017, recomienda justamente a Perú Compras el desarrollo de acuerdos marco.

Asimismo, uno de los puntos del Acuerdo de Lima, de la VIII Cumbre de las Américas, indica que deben promoverse las contrataciones electrónicas en el ámbito gubernamental.

Todo ello tiene mucho sentido considerando que las compras por medio de los nuevos catálogos electrónicos luchan directamente contra la corrupción y efectivizan las adquisiciones en tres días, con lo cual se fortalece el concepto de “valor por dinero” en la contratación pública.

Este concepto es la combinación de las tres E: Economía, Eficiencia y Eficacia. Y en Perú Compras hemos agregado una cuarta E, que es la de Equidad. Así, nuestros indicadores muestran que se han logrado ahorros importantes, que la eficiencia y la eficacia han aumentado y que estamos volviendo el mercado público más predictivo, al eliminar asimetrías de información.

–Desde su implementación, ¿cuáles son los principales logros obtenidos?

–El ahorro generado a través de las compras por catálogo electrónicos desde enero hasta agosto de 2018, asciende a 170.1 millones de soles. Pero desde su lanzamiento en abril de 2017, el ahorro total generado al Estado con los catálogos electrónicos asciende a 332.14 millones de soles.

En cuanto a indicadores de eficiencia, si medimos el número de recursos humanos para realizar una licitación o un concurso público, tendríamos que tener la participación de mínimo 10 personas, mientras que en una compra por catálogo electrónico solo se requiere de una persona.

–¿Qué indicadores de gestión están utilizando para este caso?

-En cuanto a indicadores de eficacia, el índice de procesos desiertos en los procedimientos clásicos (al cierre de 2017, según el OSCE), es de 16.7%, mientras que en catálogos electrónicos las compras desiertas (medido en órdenes de compra rechazadas), es solo del 3.7%.

Por otro lado, en tiempos de contratación, un procedimiento de licitación o concurso público dura en promedio 47 días y una adjudicación simplificada dura 17 días (desde la convocatoria hasta la adjudicación de la buena pro, según estudio del OSCE elaborado en agosto de 2017), mientras que las compras por catálogo electrónico duran 3 días.

Un indicador de equidad es la predictibilidad del mercado. En los procedimientos clásicos, los requerimientos de las entidades (especificaciones técnicas o términos de referencia), son conocidas por los proveedores a la convocatoria; lo cual puede generar asimetrías de información y espacios para la corrupción. En los catálogos electrónicos, las fichas producto son públicas, conocidas y ofertadas previamente por los proveedores.

Avance en regiones

–¿Cómo va este tema en las regiones?

– La participación en regiones en la compra electrónica viene creciendo. En el 2017 las compras regionales representaron el 48.6% del monto total negociado y en el presente año, (de enero a agosto) la participación regional aumentó al 50.8%.

Por otro lado, la atención de proveedores locales (compra a proveedores de la región en que se ejecutó la compra), en el 2017 fue del 61.5% del monto total negociado, mientras que en el presente año (hasta agosto), el porcentaje aumentó al 65.8%.

–¿Cuántos catálogos electrónicos están operativos y cuántos más se tendrán en lo que resta del año?

–Actualmente, tenemos en operación 19 catálogos electrónicos: impresoras, consumibles, repuestos y accesorios de oficina, computadoras de escritorio, computadoras portátiles, escáneres, equipos multimedia, útiles de escritorio, papeles y cartones, materiales de limpieza, baterías, pilas y accesorios, bienes de ayuda humanitaria, según el estándar Indeci, bienes de ayuda humanitaria para usos diversos y emisión de boletos aéreos.

Mypes

Los catálogos electrónicos son de interés de las mypes, de hecho, uno de los problemas que enfrentan en los procesos clásicos es la presentación de garantías financieras.

En los catálogos electrónicos prima el cumplimiento del proveedor más que su experiencia.

En el 2017 se contrataron por catálogos electrónicos 1,555 proveedores, el 72.7% eran mypes; se produjeron 102,477 contrataciones de las cuales el 58.5% fueron con mypes y del monto contratado que superó los 789 millones, el 59.1% fue contratado con las mypes.

Fuente El Peruano

Una Respuesta

  1. Wilmer Izquierdo Cárdenas

    Buenos días. La manera menos transparente de comprar es mediante Acuerdo Marco ya que muchas veces se compra a un sobreprecio o lo que es peor a una determinada empresa. Tengo muchas pruebas de esto y basta ya de publicar publicherris que no beneficia en nada a las empresas que no otorgamos dádivas.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 3 =

Translate »