Este año, tres investigaciones del caso Lava Jato llegan a una etapa crucial: el juicio. El fiscal coordinador del Equipo Especial, Rafael Vela, adelantó el 24 de diciembre que entre este mes y el próximo su homólogo José Domingo Pérez presentaría la acusación contra Keiko Fujimori. Cuatro días después anunció en RPP que lo mismo ocurriría con Alejandro Toledo. Las declaraciones de Vela fueron en un contexto en el que la opinión pública, en vista de que transcurrieron más de tres años de pesquisas, exige que los fiscales acusen.

Las indagaciones del Equipo Especial se han enfocado –en la mayoría de casos– en corrupción de funcionarios y lavado de activos. Este último es una figura penal compleja. Existen pocas sentencias sobre lavado de activos en nuestro país. Pero el caso Lava Jato amerita excepciones por la relevancia de los elementos de convicción.

Caso Humala

El proceso más avanzado es contra el expresidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia. En mayo del 2019, el fiscal Germán Juárez Atoche presentó la acusación contra la ex pareja presidencial. Y el juez Richard Concepción Carhuancho decidió iniciar juicio para evaluar los medios probatorios.

Ayer debió realizarse una audiencia de etapa preparatoria, pero el abogado de Humala, Wilfredo Pedraza, solicitó que se “individualice el ofrecimiento de pruebas por cada investigado”. “El fiscal y el juez estuvieron de acuerdo. Le dieron tres días para que reformule (la citación)”, detalló a La República.

Juárez Atoche calcula, según declaró el mes pasado, que este año habrá una sentencia contra los Humala-Heredia. Pedraza responde que no:“Aún estamos en la etapa de control formal”. Carhuancho deberá resolver el control de acusación. Luego, el expediente pasará a otro juzgado para que programe el inicio del juicio público. La ex pareja presidencial es investigada por aportes ilícitos provenientes de Venezuela en 2006 y de Odebrecht en 2011. El Ministerio Público demanda 20 años de prisión para Humala y 26 para Heredia. Aparte de clausurar al Partido Nacionalista por recibir presuntos fondos ilegales. Este caso será el primer precedente para los demás implicados en lavado de activos en el caso Lava Jato.

Acusación a Toledo

En tanto, el fiscal Vela anunció que en febrero se presentará la primera acusación por el delito de corrupción de funcionarios y lavado de activos contra el expresidente Alejandro Toledo, por haber favorecido a Odebrecht en la Vía Interoceánica Sur a cambio de presuntas coimas. Si bien, Toledo Manrique aún no es extraditado de Estados Unidos, podría ser juzgado en ausencia: el nuevo Código Penal lo permite.

Caso distinto es la indagación a las cuentas offshore de Ecoteva, pues se rige con el antiguo Código Penal. Ahí es necesaria la extradición de Toledo o de su esposa Eliane Karp. En ese proceso el expresidente ya tiene una acusación formal, desde junio del año pasado.

Lava Jato y Ecoteva se mezclan en el proceso. La tesis fiscal es que Odebrecht depositó sobornos al empresario Josef Maiman. Luego esos fondos pasaron a la offshore Ecoteva, dirigida por la madre de Karp, Eva Fernenbug.

Keiko Fujimori

Y la próxima en afrontar juicio será Keiko Fujimori, quien en estos días afronta un pedido de prisión preventiva de Pérez Gómez. En esas audiencias, los elementos de convicción del fiscal han sido precisos: Fujimori Higuchi conocía de los aportes de Credicorp, Gloria y Rassmuss Echecopar.

A eso se suma la versión de Jorge Barata, quien confesó que Odebrecht financió la campaña de Fuerza Popular en el 2011. La suma de todo ese dinero no fue informada a la ONPE, fue camuflado con falsos aportantes. Por eso Pérez Gómez le atribuye a Keiko Fujimori el delito de lavado de activos y, además, ha requerido una pericia contable de sus ingresos y el de su esposo, Mark Vito Villanela. Eso definiría la acusación penal.

El último jueves, el fiscal advirtió que si el Poder Judicial (PJ) condena a Fujimori Higuchi, sumando todos los delitos que le atribuyen, tendría una pena de 18 años de cárcel.

“La prognosis final que postulamos, porque tendríamos que decantarnos, sería la primera de lavado de activos por organización criminal en concurso real con obstrucción a la administración de justicia con una proyección de 18 años, nueve meses y 15 días (de prisión)”, sostuvo el fiscal.

Caso Villarán

El Equipo Especial pidió prisión preventiva para expresidentes, excandidatos y exalcaldes involucrados. Por ejemplo, la exburgomaestre de Lima Susana Villarán afronta una prisión preventiva de 18 meses desde mayo del año pasado. En diálogo con este diario, su abogado Raúl Pariona informó que el hábeas corpus interpuesto todavía se encuentra en trámite para que sea derivado al Tribunal Constitucional (TC). “Lo más importante es que la fiscalía termine con las investigaciones y defina responsabilidades”, expresó.

Fuentes del Equipo Especial adelantaron que la acusación contra la exalcaldesa Villarán será presentada en octubre. El fiscal Carlos Puma tiene las riendas de la pesquisa. A la exlideresa de Fuerza Social la acusan de haber recibido US$ 10 millones de Odebrecht y OAS para su campaña electoral a cambio de favorecer a ambas constructoras en Vías Nuevas de Lima y Línea Amarilla.

Metro de Lima

Otra acusación que podría estar pronto es la referida a los sobornos por el tramo 1 y 2 de la Línea 1 del Metro Lima, que tiene como principal procesado al exviceministro de Transportes y Comunicaciones (MTC) Jorge Cuba, también por corrupción y lavado de activos.

El expresidente Alan García fue incluido en este caso, pero con su suicidio ya no es posible investigarlo.

Entre junio y octubre del 2019 el fiscal Pérez presentó dos acusaciones contra Cuba Hidalgo y otros funcionarios del Ministerio de Transportes (MTC).

La primera fue en junio, por corrupción de funcionarios; y en octubre, por delito de lavado de activos, contra los mismos procesados por recibir dinero de Odebrecht, los contratos y, luego, lavar ese dinero en cuentas offshore.

Pero, el 5 de agosto, la Sala Penal Nacional de Apelaciones resolvió que eso no era posible al tratarse de un solo hecho continuado. El juez Richard Concepción Carhuancho cumplió con devolver los expedientes. Pero, la fiscalía insiste en buscar dos juicios por este caso y tiene un recurso pendiente de análisis. Mientras tanto, el plazo de prisión preventiva dispuesto contra Jorge Cuba y Edwin Luyo venció y ambos recuperaron su libertad, aunque con arresto domiciliario. A los dos se les ha colocado grilletes electrónicos.

Hay otros casos menos mediáticos por Lava Jato

Hay otros casos en los que el Equipo Especial Lava Jato podría presentar acusación penal y buscar juicio y sentencia en poco tiempo, pero tal vez al ser menos mediáticos se les releva a un segundo plano, sin darles mayor relieve.

Está la investigación al exjefe del Organismo Supervisor de Infraestructura en Transporte Público Juan Carlos Zevallos Ugarte, por recibir sobornos por US$ 700 mil de la constructora Odebrecht.

El pago de US$ 2′350.000 al exalcalde y ex gobernador regional del Callao Félix Moreno por los contratos de construcción de la vía Costa Verde Callao. Moreno permaneció prófugo hasta noviembre último.

Igualmente, el pago de sobornos al ex gobernador regional del Cusco Jorge Acurio Tito por la Vía Evitamiento Cusco. Acurio también salió de prisión con arresto domiciliario, al vencer su prisión preventiva.

En corto

Equipo. En diciembre del 2016, la fiscalía formó el Equipo Especial Lava Jato con el fiscal Hamilton Castro. En julio del 2018, Castro fue reemplazado por Rafael Vela y José Domingo Pérez.

 

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × dos =

Translate »