El consorcio Trujillo Limpio resolvió el contrato que tenía con la Municipalidad de Trujillo por incumplimiento de pagos. Ante ello, desde hoy y luego de 10 meses de trabajos, dejó de recoger la basura de las calles de la capital liberteña.

La empresa también llevó a arbitraje la deuda por parte del municipio a fin de que se les pague intereses. Según Adolfo Pulgar, abogado de la empresa, desde agosto de 2018 a la fecha la comuna acumuló un adeudo de S/6 millones 261 mil 600. Ello sin contar con eventuales daños y perjuicios.

Además, negó que hayan tenido acuerdos con el municipio y que hayan ofrecido bajar los costos de su servicio, tal como en su momento lo afirmó el alcalde Daniel Marcelo.

El burgomaestre, por su parte, aseguró que el consorcio resolvió el contrato “pensando en hacer daño, pero se equivocó”. Aseguró que no aceptarán que ellos lo anulen porque la comuna solicitará su disolución ya que hubo “irregularidades” en la firma.

“Ellos han tomado la decisión de resolver el contrato de forma unilateral, pero no estamos de acuerdo con ello, sino en declararlo nulo, pues este proceso ha estado plagado de vicios. Es un contrato corrupto porque se ha fraguado una disponibilidad económica que no había, eso no es correcto”, dijo.

Por ello, anunció que la Procuraduría municipal denunciará al ex alcalde Elidio Espinoza y a sus ex funcionarios por este contrato.

DATOS

– El alcalde informó que este fin de semana estará listo el informe que permitirá comprar 20 compactadoras por S/10 millones para regularizar el servicio.

– Dijo que la empresa no recogía las 455 toneladas de basura acumuladas al día.

Fuente Perú21

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

8 − 4 =

Translate »