Para evitar la lamentable experiencia de otros gobiernos en los que se registraron actos de corrupción durante la ejecución de presupuestos para atender a las víctimas de desastres naturales u otras situaciones de emergencia, resulta de suma importancia proveer de herramientas a la Contraloría General de la República para que vigile y fiscalice los fondos públicos.

El Ejecutivo ha dispuesto 2,500 millones de soles para afrontar la pandemia de coronavirus y ha anunciado que asignará una partida de 200 millones de soles para que 196 municipios provinciales y 1,874 distritales compren alimentos para los pobladores, por lo que es necesario asegurar la transparencia del gasto garantizando el beneficio a las personas necesitadas.

Por estas razones, es trascendental que el Pleno del Congreso apruebe el proyecto de ley que permitirá que la Contraloría General de la República aplique el denominado control concurrentes a todas la contrataciones públicas, especialmente a las que se realizarán en el marco de la lucha contra la expansión del coronavirus.

El contralor Nelson Shack resaltó que el Congreso priorice el debate y aprobación del proyecto de ley del control concurrente a todos los contratos o proyectos de inversión, y no solo a los relacionados a la emergencia sanitaria.

“¿Por qué el Congreso debe aprobar el Control Concurrente para la emergencia sanitaria?”, preguntó La República al contralor Nelson Shack.

“Por una razón muy simple: No es conveniente que el controlado (las autoridades gubernamentales) determinen cómo es que se va a llevar a cabo el control, o quién lo va a controlar. Esa figura puede quitarle legitimidad a las decisiones. Estoy seguro que muchos coincidirán conmigo”, dijo.

“¿Qué es lo que plantea?”, le indicó este diario.

“La situación que vive el país requiere intervenciones inmediatas de control, que sean absolutamente transparentes e independientes. En este momento todos estamos comprometidos. Nuestra tarea es velar por el buen uso de los recursos públicos, no vamos a defraudar a la gente”, respondió Shack.

“¿En estado de emergencia, por qué es necesario el control concurrente?”, preguntó La República.

“En este momento, en el que se están disponiendo una serie de decisiones e inversiones con fondos públicos a nivel nacional, regional y local, el control concurrente es necesario, porque su lógica es el acompañamiento sistemático, multidisciplinario, que asesora a los ejecutores públicos en las inversiones para alertar oportunamente situaciones de riesgo que pueden ser corregidas. Así, se evitamos el perjuicio al Estado y al ciudadano”, manifestó.

“Por ello, a partir de la próxima semana se iniciará el despliegue del personal, y para ello estamos haciendo los arreglos logísticos y de bioseguridad que garanticen su protección”, adelantó Nelson Shack a La República.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + 4 =

Translate »