La pandemia no solo ha revelado que existe un déficit de ventiladores mecánicos para atender a pacientes con COVID-19, sino también que el oxígeno ha sido escaso. A pesar de que el Gobierno decretó incrementar la producción de este elemento que salva vidas, un informe de la contraloría advierte que desde Essalud ponen en riesgo su abastecimiento y actúan en contra de lo establecido.

En la orientación de oficio emitida el 30 de junio por la Oficina de Control Interno (OCI) de Essalud, a la que accedió El Comercio, se señala que en seis procesos de selección en hospitales del Seguro Social requieren oxígeno medicinal con una concentración mayor de 99,5% o igual a esta. Estas convocatorias se efectuaron después de la publicación del Decreto de Urgencia 066-2020, del 4 de junio, en el que excepcionalmente se autorizó el uso del oxígeno medicinal con una concentración no menor del 93% para incrementar el abastecimiento.

“[Los procesos fueron convocados] pese a la escasez de este producto, poniendo en riesgo la disponibilidad para la atención de los pacientes con COVID-19, restringiendo la pluralidad de postores y por ende la obtención de mejores precios”, indica la contraloría sobre estas adquisiciones en diez regiones.

Tras la revisión de 16 procesos de selección del 2020, que son públicos en el Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (Seace), identificaron que en las especificaciones técnicas, la pureza requerida es mayor de 99,5% o igual a esta. La mitad está en convocatoria y el resto se adjudicó a tres empresas entre febrero y el 3 de junio, un día antes de emitido el decreto.

El mercado y el 99,5%

“Sin duda que fue un error”, dijo hace algunos días Óscar Ugarte, exministro de Salud y hoy gerente central de operaciones de Essalud, en RPP. Ugarte se refería a la norma que en el 2010 emitió su gestión, la que estableció que el suministro del oxígeno medicinal tendrá una concentración del 99%. “A partir de ahí se ha desarrollado un control monopólico que no existía al inicio”, afirmó.

Efectivamente ocurrió así. El Comercio reportó en junio que el mercado de este elemento en el Perú lo dominan dos grandes empresas, las únicas que pueden producir oxígeno a granel de alta pureza como lo requería la ley emitida por la gestión de Ugarte: Linde Praxair, que tiene entre el 82% y el 85% de participación, y Air Products, que maneja el 15% a 18% restante.

Según el informe de la contraloría, de los 16 procedimientos de selección de Essalud para la adquisición de oxígeno medicinal de 99,5%, ocho han sido adjudicados por S/1′228.154,12. Seis fueron a la empresa Praxair Perú, que se presentó como postor único por S/890.234,12. En el 2019, pasó algo parecido: se adjudicaron 24 procedimientos de selección; 17 fueron adjudicados a Praxair Perú S.R.L. por S/5′751.346,71.

El ministro de Salud, Víctor Zamora, declaró hace poco que al modificar el nivel de concentración “se abrió el mercado”. Además, anunció que el requisito del 93% de pureza se mantendrá después de la emergencia sanitaria. “La crisis del oxígeno nos ha permitido revisar ese tema. Estamos a 93% y pensamos mantenerlo así hacia adelante porque la ciencia así lo determina”, dijo tras las consultas hechas a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Precisamente, la contraloría advierte sobre lo establecido internamente y en el ámbito mundial. En su reporte, señala que el Instituto de Evaluación de Tecnologías en Salud e Investigación (Ietsi), de Essalud, aprobó desde el 2017 el uso de oxígeno medicinal al 93% cuando haya escasez o problemas de disponibilidad, como el actual. Esta decisión fue comunicada a los gerentes y directores de las redes asistenciales, centros e institutos especializados de Essalud, a través de un memorándum el pasado 10 de junio.

El órgano de control resalta además que la OMS, en la “Guía para la práctica quirúrgica segura” del 2009, recomienda que la fracción de oxígeno por ser administrado “está entre el 0,93 y el 0,99” y que en México, Estados Unidos y Europa el uso al 93% está autorizado.

“No se encontró evidencia en ninguna guía de práctica clínica […] que indique una preferencia de uso en términos de eficacia o seguridad del oxígeno medicinal al 93% en comparación con el de 99%, actualmente disponible en el petitorio farmacológico de Essalud”, concluye la contraloría.

Descargos

El Comercio buscó la versión de Essalud. A través de la oficina de prensa, respondieron que la compra de oxígeno “se realiza de acuerdo a norma” y que las empresas que ganan las adjudicaciones deben cumplir las especificaciones técnicas, económicas “y garantizar la alta demanda y constante” requerida.

“En las zonas donde la infraestructura hospitalaria no permite la instalación de isotanques o no existe oferta de provisión de gas en estado líquido, se utilizan balones de oxígeno”, agregaron. Precisaron que la OMS recomienda que el oxígeno para uso medicinal debe tener una concentración entre el 93% y el 99% y que Essalud, en junio del 2017, aprobó la concentración de 93% a través de una resolución ministerial. Esto último lo remarcó la contraloría también.

“Actualmente, existen en el mercado pocos proveedores de oxígeno medicinal que permiten el abastecimiento en grandes volúmenes, que es lo que necesita el Seguro Social para la atención constante, concentrándose en 80% en muy pocas empresas del sector. Todos los procesos que se hacen en Essalud están en el marco de la Ley de Contrataciones del Estado, cumpliéndose así con la normatividad”, concluyeron.

Tras la consulta sobre los procesos con Essalud, la empresa Praxair señaló que la exigencia del 99,5% es solicitada por el sector público “desde hace más de 15 años” y que existen documentos de licitación que lo demuestran. “No obstante, hace bien la contraloría en consultar a la autoridad competente, Digemid, y no Essalud en específico, sobre el porcentaje establecido de pureza en el oxígeno medicinal porque son ellos los que definen estos parámetros. Atenderemos el porcentaje de concentración que se solicite”, indicaron.

Fuente El Comercio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres + 20 =

Translate »