La Contraloría realizó una visita de control desde el 10 hasta el 18 de setiembre e identificó riesgos en la recepción y distribución de productos del Programa del Vaso de Leche de la Municipalidad Provincial de Talara.

LOS RIESGOS. El órgano de control detectó que la comuna podría resultar perjudicada económicamente, debido al incumplimiento de obligaciones contractuales, ya que la municipalidad no ha otorgado la conformidad del producto entregado por el proveedor, pese al tiempo transcurrido desde la entrega, teniendo en cuenta que se trata de productos perecibles.

“El incumplimiento de obligaciones contractuales relacionadas a la recepción y conformidad del producto leche evaporada para el programa, genera un riesgo de perjuicio económico ante eventuales acciones legales que inicie el proveedor, a pesar que ha transcurrido 24 días del informe emitido por el biólogo responsable, sobre la opinión favorable de la primera entrega de cerca de 34,000 tarros de leche evaporada de 410 gramos”, señala el referido informe.

SIN CONFORMIDAD. El otro riesgo detectado es que al no otorgar la conformidad, el producto no se puede distribuir y, por lo tanto, no hay una correcta atención de los beneficiarios del Vaso de Leche, cuyo objetivo es el apoyo alimentario de manera diaria, pero por falta de controles internos y una efectiva supervisión, los productos entregados son preparados para cinco días (lunes a viernes) y no los siete días de la semana, tal como lo establece la normativa vigente.

NO PROGRAMA. De otro lado, los funcionarios de la Contraloría refieren que la comuna no programa oportunamente la compra de productos para el PVL, lo que ha conllevado a un desabastecimiento por 27 días.

El área de imagen de la comuna señaló que la alcaldesa, Rosa Vega Castillo, ha solicitado los informes correspondientes, pues el hecho se habría suscitado durante su licencia.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − 10 =

Translate »