Las persistentes lluvias de El Niño costero inundaron la Institución Educativa N°15143 de Pedregal Chico (Catacaos, Piura) en el 2017 y la dejaron prácticamente inservible: con los vidrios rotos, las ventanas oxidadas, las paredes rajadas y barro por todas partes.

Luego de eso, se levantaron aulas prefabricadas en un arenal detrás de la iglesia de Pedregal Chico que, más tarde, fue invadido por una jauría de perros que causó alergia a muchos estudiantes. Luego de dos años y medio de los estragos por El Niño costero, 200 niños siguen esperando poder estudiar en mejores condiciones.

José, de 7 años, es uno de los alumnos de esta institución que mientras termina de barrer el piso de una de las aulas prefabricadas narra cómo estudia en esta situación. Su colegio es una hilera de siete aulas prefabricadas -dos del Ministerio de Educación (Minedu), y el resto donadas por oenegés-, un cerco de triplay que está a punto de caer y arena por todos lados. Al frente se ubica lo que fue su colegio: lleno de barro, con las paredes roídas y las marcas de la tragedia.

“Seguimos esperando. Nos han dicho que nuestro colegio va a ser reconstruido, que lo tiene a cargo el municipio de Piura y que están haciéndole ajustes al proyecto, pero hasta el momento no sabemos cuándo lo construirán, si saldrá o no, si han aprobado el expediente. Creo que eso demorará mucho”, dijo María Cerro, directora de el colegio, a El Comercio.

-Panorama constante-

Hace dos años y medio, El Comercio visitó el colegio Genaro Martínez Silva, en Pedregal Grande, donde el barro que invadió las aulas medía hasta medio metro de altura. Sin embargo, poco ha cambiado este panorama. Los 1.300 alumnos de la institución siguen recibiendo sus clases en aulas prefabricadas -del Minedu y donaciones de oenegés-, con los pisos levantados y las ventanas rotas.

Con el dinero de mantenimiento que recibieron este año colocaron pisos de cerámica en los salones de inicial, pero como el suelo no fue aplanado el material se empezó a levantar. “Ya hemos tenido varios accidentes de niños, queremos que nos reconstruyan el colegio. No podemos seguir así”, dijo la profesora Cecilia Cruz.

Nora Chunga Chapa, la directora del plantel, también exigió la inmediata reconstrucción del colegio. “Han pasado más de 2 años y seguimos aquí. Han venido ingenieros de diferentes lugares a supervisar y nos confunden. A ciencia cierta, no sabemos cuándo reconstruirán nuestro colegio y si lo harán. Por favor, ayúdenos”, agregó.

-Reconstrucción lenta-

La Dirección Regional de Piura informó que en esta región unos 293 colegios están incluidos en el plan de la reconstrucción al 2021. Sin embargo, hasta la fecha no se han iniciado los trabajos. La demora se dio en la elaboración de los expedientes técnicos por parte del Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied), el Gobierno Regional de Piura, y las municipales provinciales y distritales que tienen a cargo la convocatoria de los procesos.

La Municipalidad de Piura tiene 15 instituciones educativas a su cargo, en los distritos de Piura y Catacaos. Entre estos figuran los colegios de Pedregal Chico y de Pedregal Grande. Otro municipio que tiene a cargo la reconstrucción de colegios es el de Tambogrande, que ostenta 41 instituciones educativas.

El Minedu informó que están en la etapa de expresión de interés para la reconstrucción de 15 colegios de Piura y Áncash, que serían los primeros en reconstruir luego de El Niño costero.

Por su parte, la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) dijo que “el municipio de Piura está finalizando el expediente técnico del centro educativo Genaro Martínez Silva y se estima que a inicios de octubre presenten su solicitud de financiamiento a la Reconstrucción con Cambios por S/ 3,7 millones”.

Fuente El Comercio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + diecisiete =

Translate »