Un nuevo ministro del Gobierno del presidente Martín Vizcarra se encuentra en el centro de la controversia. Esta vez se trata del titular de la cartera de Agricultura, Jorge Montenegro Chavesta.

Según un informe de Cuarto Poder, el ministro Jorge Montenegro tuvo contactos desde el 2013 con una empresa china que, hasta la fecha, continúa contratando con el Estado peruano.

La historia se remonta a los días en que el ministro Jorge Montenegro se desempeñaba como jefe de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), en el 2013, durante la administración de Ollanta Humala.

En octubre de ese año, el ministro Montenegro autorizó que cuatro funcionarios de la ANA viajaran a China, invitados por el instituto Changjiang, la empresa china que contrató con el Estado y que es especialista en elaborar estudios sobre el agua.

El viaje, según el dominical de América Televisión, se dio entre el 18 y el 27 de octubre.

El 22 de ese mes, Montenegro firmó un memorándum de entendimiento con Changjiang. Junto a su firma y sello, sin embargo, se encuentran los de dos funcionarios que habían viajado a China invitados por la firma oriental: Marco Antonio Nuñez del Prado Coll y Wilfredo Jazer Echevarría Suárez.

Posteriormente, el 16 de noviembre de ese año, se firma un convenio marco según el cual la empresa china se compromete a cooperar económicamente y el ANA a facilitar el desarrollo de las actividades de cooperación.

En el 2014, Montengro Chavesta es nombrado viceministro de Desarrollo e Infraestructura Agraria y Riego. En la titularidad de la cartera de Agricultura se encuentra Juan Manuel Benites, su amigo.

Al frente del ANA, quedó Juan Carlos Sevilla Gildemeister.

Más noticias

Luego del cambio de titulares en estas instituciones, en mayo de 2014, más funcionarios de la Autoridad Nacional del Agua, ya bajo la jefatura de Sevilla Gildemeister, comienzan a viajar a China.

Incluso, en agosto de ese año, Jorge Montenegro Chavesta viaja al país oriental, en su calidad de viceministro.

Una vez en China, el ministro Montenegro acepta una invitación de Changjian para ir a Wuhan, con todo pagado.

Luego, Juan Carlos Sevilla Gildemeister, sucesor de Montenegro en la ANA, firma el 17 de mayo de ese año un convenio de cooperación con la empresa, en el cual se habla de una propuesta técnico-económica para el desarrollo de un estudio de las cuencas hidrográficas del Perú, que iba a costar 100 millones de dólares.

Sin embargo, este estudio no se llevó a cabo. El área de presupuesto de la ANA dijo que no.

No obstante, el 22 de mayo de 2015, la Autoridad Nacional del Agua y Changjiang suscribieron un convenio de cooperación. El objetivo era un estudio sobre las cuencas del sur del país.

Este proyecto tenía como costo 43 millones de dólares. Changjiang se ofreció a financiar el 25% del total. Sin embargo, el 22 de mayo de 2015 se suscribe un convenio de 98 millones 365 mil 345 soles. En este nuevo contrato, Changjiang se compromete a pagar el 40% del estudio.

Tras un vaivén de adendas en las que se revelan movimientos de la empresa china respecto al porcentaje que financiaría del estudio, en julio de 2016, el último día de la gestión de Ollanta Humala, el jefe de la ANA, Juan Carlos Sevilla Gildemeister, resuelve el contrato de manera unilateral.

El argumento era que la empresa no había cumplido con sus compromisos.

Con el cambio de Gobierno, ya cuando la gestión de Pedro Pablo Kuczynski comienza a introducirse en el aparato estatal, el 11 de octubre la empresa china le dirige un escrito al entonces ministro de Agricultura José Hernández Calderón.

En este, Changjiang se queja por la resolución unilateral del contrato y alegan que sí habían respectado sus obligaciones contractuales.

Ante esta situación, provocada por la decisión de Sevilla Gildemeister, la empresa china Changjiang plantea un arbitraje contra la ANA ante la Cámara de Comercio de Lima.

La firma oriental exige el pago de 4 millones y medio de soles por la resolución unilateral del contrato.

En diciembre de 2017, sin embargo, control interno de la ANA detectó irregularidades en la ejecución del convenio con Changjiang en el estudio sobre las cuencas del sur del país.

Según el órgano de control interno, la Autoridad Nacional del Agua aceptó avances del estudio sin que se cumplieran las condiciones del convenio.

Además, el órgano indicó que no se debió haber contratado con la empresa china sin antes convocar un concurso público.

Luego, en el 2017, en una reunión entre la empresa china y autoridades del gobierno regional de Piura de ese entonces, en el que se tocaron temas de prevención ante el fenómeno del Niño, participaron el exministro Benites y su exviceministro, Jorge Montenegro Chavesta.

Luego de esta reunión, la región Piura firmó un convenio con Changjiang. Sin embargo, quedó sin efecto cuando el Gobierno asumió la reconstrucción del norte en el programa Reconstrucción con Cambios.

Jorge Montenegro volvió al Ejecutivo en el 2019. Su última vez ahí fue en el 2016, cuando acabó el Gobierno de Ollanta Humala.

La gestión del presidente Martín Vizcarra designó a Montenegro como viceministro de Desarrollo e Infraestructura. Es decir, el mismo cargo que ocupó en el 2016.

Durante su gestión en este despacho, Changjiang obtuvo la buena pro de los estudios de perfil de la represa Yanapuquio, en Moquegua, proyecto clave que se vincula con la concesión minera de Tía María.

Por este estudio, la empresa china presentó una oferta de más de 1 millón 700 mil soles.

En octubre de 2019, luego de la disolución del Congreso, el viceministro Jorge Montenegro subió hasta la jefatura del Ministerio de Agricultura, cargo en el que se encuentra a la fecha.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =

Translate »