En medio de serios cuestionamientos fue adjudicado el proyecto de defensas ribereñas del río Zarumilla valorizado en más de S/ 60 millones, luego que el proceso de licitación fuera lanzado hasta en tres oportunidades, por algunas aparentes irregularidades que obligaron a retrotraerlo.

Además del conflicto que existe entre el Estado y los agricultores de la zona en donde se va a intervenir, estos últimos reclaman que el precio de sus terrenos sean reevaluados.

GANADOR

El Consorcio Constructor Puyango, integrado por las empresas Inversiones Oberti SRL y Ecuatoriana de Servicios Inmobiliaria y Construcción (Eseico) SAC, fue el ganador de la buena pro, al presentar una propuesta económica mucho menor que los otros postores.

La obra forma parte del proceso de reconstrucción con cambios y estaba valorizada en S/ 63´709,713; no obstante, se adjudicó por S/ 60´987,075.

El objetivo del proyecto es resguardar la frontera agrícola para prevenir inundaciones de hectáreas de cultivos ante el aumento del caudal del río Zarumilla.

Desde octubre se intentó licitar, pero ocurrieron varios hechos que postergaron el proceso.

Problemas. De acuerdo al Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (Osce), el 16 de octubre de este año, el Proyecto Especial Binacional Puyango Tumbes (PEBPT) convocó a las diferentes empresas a participar de la licitación.

Concluidas todas la etapas, el cuatro de noviembre, se da como ganador para la ejecución de la obra al Consorcio Río Zarumilla, integrado por Energoprojekt Niskogradnja SA sucursal Perú y Compañía Contratista de Equipos y Obras SA.

Días antes, el director ejecutivo del PEBPT había renunciado y en su lugar fue designado José Revilla Vuelot, tras una presentación realizada en Tumbes por el propio ministro de Agricultura, Jorge Montenegro Chavesta.

Una de las primeras acciones efectuadas por Revilla fue traerse abajo la licitación firmando la nulidad del proceso, el mismo día del otorgamiento de la buena pro.

Si por la tarde del cuatro de noviembre se conoció que el Consorcio Río Zarumilla había ganado, por la noche, a las 10:30, aproximadamente, se tramitó oficialmente la nulidad.

Este hecho fue muy criticado, ya que el argumento se basaba en que la entidad no poseía la disponibilidad del terreno. Sobre este punto se elaboraron informes legales a favor y en contra, por funcionarios del PEBPT.

Posterior a ello, el 21 de octubre, se volvió a lanzar una nueva convocatoria, la misma que según el cronograma establecido, el 12 de diciembre se conocería al ganador de la buena pro; sin embargo, el proceso fue retrotraído una vez más.

Frente a este hecho, algunos dirigentes agrarios dejaron entrever que el director del PEBPT, José Revilla, había sido designado específicamente para direccionar la adjudicación de la obra, tratando de beneficiar a una empresa en particular. Esta presunción fue negada por el referido funcionario.

Es así que un día después; es decir, el 13 de diciembre, la licitación fue reiniciada desde la etapa de absolución de consultas y observaciones.

De ese modo, el miércoles 18 de diciembre, según el calendario del proceso, el comité de selección integrado por Francisco Escobar Feijoó, Carl Temoche Benites y Carlos Ruiz Ventura otorgó la buena pro al Consorcio Constructor Puyango.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × cinco =

Translate »