ex_jefe_de_la_fapLos aviones Mirage 2000, cuyas reparaciones comenzaron en el gobierno anterior, se encuentran operativos y volando, y están lejos de ser “inservibles”, afirmó ayer el excomandante general de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) Carlos Samamé Quiñones.

Samamé, teniente general de la FAP, respondió así al ministro de Defensa, Pedro Cateriano, quien afirmó ante la Comisión de Defensa del Congreso que el gobierno de Alan García despilfarró $140 millones en equipos que ahora resultan inservibles y que este hecho “escandaloso” debilitaría la defensa nacional.

Si bien Cateriano no se refirió en público a los 12 aviones Mirage 2000 (pues solo habló de “equipos”), sí lo hizo claramente en la sesión reservada y lo dejó en evidencia con los documentos que remitió al Congreso.

FAP EN ENTREDICHO. Samamé precisó que él era jefe del Estado Mayor de la FAP cuando el gobierno aprista aprobó, por un pedido de esta institución, la reparación (inspección mayor) de los 12 Mirage 2000 que fueron adquiridos en el segundo gobierno de Fernando Belaunde Terry.

Así, Samamé deslindó cualquier vínculo político con el APRA y dijo que su punto de vista es técnico.

A su juicio, en el afán de golpear al gobierno anterior, el ministro Cateriano “está desprestigiando a la FAP y a los oficiales que hemos hecho las cosas bien”.

“Por eso salgo a aclarar las cosas porque yo he participado, está ni nombre, con 39 años de servicios y los de otros jefes militares”, dijo.

Samamé explicó que en su gestión se resolvió repotenciar los 12 cazabombarderos Mirage 2000 y las demás aeronaves, según el plan estratégico del Núcleo Básico Eficaz (NBE) concebido para repotenciar la capacidad de defensa de nuestras FF.AA.

El plan constaba de tres grandes etapas. La primera, en cuanto a la FAP, consistía en elevar la operatividad de las aeronaves para la defensa: 12 Mirage 2000, 7 interceptores MIG-29 y 8 bombarderos Sukhoi-25.

“Muchos de estos aviones, por el tiempo de uso, estaban en fase terminal, y era imprescindible repotenciarlos antes de perderlos definitivamente”, dijo Samamé.

FASE PENDIENTE. En un segundo tramo del NBE, se prevé incrementar las capacidades de combate de los Mirage 2000, detalla el exjefe militar.

Esto implicará implementar armamento moderno aire-aire, aire-tierra, etc.

“Esta segunda fase todavía no se ha implementado. Entiendo que la FAP ya tiene planificadas las prioridades, pero eso lo tiene que decidir el actual comandante general, o sea, el actual gobierno”, sostuvo.

Según Samamé, los convenios para la repotenciación de los Mirage 2000 se firmaron con la misma empresa fabricante, la francesa Dassault. “Era la mejor oferta que se podía imaginar”, dijo.

Pasar a la segunda y tercera fase de modernización, según el exjefe FAP, es ahora “la tarea pendiente”.

“Le toca ahora a este gobierno hacer la implementación de armamento moderno y mejorar la capacidad de combate de los Mirage 2000”, indicó.

A su juicio, el ministro Cateriano desconoce aspectos técnicos y está mal asesorado. “Todo obedece al plan NBE. Los Mirage sí están volando, están operativos en la base de La Joya (Arequipa)”, aclaró.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + diecinueve =

Translate »