División de Investigación de Secuestros (Divise) y de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin), había una que les llamó especialmente la atención: la abogada Sheyla Villarreyes Vásquez. La abogada Villarreyes no solo es la sobrina carnal del exgerente de Infraestructura del Gobierno Regional del Callao durante la gestión de Moreno Andrés Villarreyes Dávila, condenado por corrupción. También actuaba como la secretaria personal del exgobernador chaleco Félix Moreno.

Según fuentes policiales, a diferencia de las otras personas sospechosas –su esposa, familiares cercanos, ex altos funcionarios–, Sheyla Villarreyes abandonó su casa en el pasaje El Sol 397, departamento 204, en el Callao, y se mudó a la casa de campo ubicada en la manzana M, Lote B-5, en Cieneguilla. Para los efectivos policiales, el traslado resultó sospechoso, por lo que le hicieron seguimiento en setiembre de este año.

“Permanecía en la casa de campo de Cieneguilla entre tres y cuatro días y luego regresaba a su casa del Callao, lo que nos llamó poderosamente la atención, por eso se decidió aplicar vigilancia. Además, cambió de teléfono, varió su rutina y se hizo muy reservada”, explicaron las fuentes policiales.

“Además, tenía un comportamiento peculiar. Cada vez que salía de la casa de Cieneguilla, miraba por todos lados para verificar que no la estuvieran siguiendo, y tomaba un taxi hasta cierto punto y luego subía a otro vehículo, lo que era un evidente indicativo de que buscaba que no la siguieran. Estos indicios nos convencieron de redoblar el seguimiento y la vigilancia a su persona”, precisaron las fuentes.

La pista segura

“Además, Sheyla Villarreyes no se trataba de cualquier persona. Era sobrina de un implicado en la trama de corrupción que encabezó Félix Moreno. Y por si fuera poco, actuó como su secretaria privada. No estamos hablando de una persona común y corriente”, explicaron las fuentes.

A pesar de numerosas evidencias que presentó la fiscalía, revocó la detención preventiva de Félix Moreno por comparecencia restringida. Entre otros casos de corrupción, al exdirigente del partido político Chim Pum Callao, derivado en organización criminal, se le atribuye haber recibido un soborno de la constructora Odebrecht de 2.4 millones de dólares. La coima fue a cambio de la adjudicación del tramo chalaco de la vía Costa Verde. Moreno se encontraba prófugo desde el 17 de enero de este año.

“El 31 de octubre, el cambio radical de los movimientos y costumbres de Sheyla Villarreyes nos dio una alerta, y a partir de entonces formamos una línea de investigación. Es decir, ese comportamiento de Sheyla iba dejando evidencias en el camino”, relató uno de los detectives de la División Antisecuestros.

“Después de doce días de vigilancia permanente a la casa de campo de 880 metros cuadrados, amoblada, con piscina y cerco eléctrico y con cámaras de seguridad, decidimos esperar para no despertar sospechas”, añadió la fuente.

“Sin embargo, la noche del día lunes 11 de noviembre, aproximadamente a las 11 y 20 de la noche, nos percatamos de la presencia de un vehículo que intentaba ingresar en la casa. Era Marcos Villarreyes Vásquez, hermano de Sheyla Villarreyes. Lo abordamos y autorizó el ingreso en el inmueble. Félix Moreno no opuso resistencia”, dijo.

Dinero y amor

Félix Moreno Caballero, prófugo durante casi un año, y por quien las autoridades ofrecían 100 mil soles de recompensa a cambio de información sobre su ubicación, virtualmente se rindió.

“¿Quiénes son ustedes? ¿Cómo me encontraron?”, preguntó sorprendido el exgobernador chalaco al ser acorralado por agentes de la Divise en su dormitorio. Estaba acompañado de Sheyla Villarreyes Dávila. ¡Bingo!

“¡Levántese, señor Félix Moreno, usted tiene una orden de captura!”, respondió con voz firme el comandante PNP Franco Moreno Panta, uno de los primeros oficiales que incursionó en el amplio dormitorio donde pernoctaba. Sheyla Villarreyes era su pareja.

Con el rostro desencajado y con el cabello desordenado, Félix Moreno, que vestía una pijama azul acero y pantalones cortos, se levantó de su cama de dos plazas, solicitó a sus captores asearse antes de ser conducido preso .

“No me filmen, primero quiero ducharme, por favor”, dijo.

“¿Está armado?”, le preguntaron.

“No, señor”, contestó.

“¿Cuenta con dinero?”, lo interrogaron.

“En mi ropero tengo 10 mil 300 soles y 200 dólares”, explicó.

Rendido a la ley

Mientras la fiscal de turno de Cieneguilla, Tatiana Santa Cruz Castillo, levantaba el acta correspondiente, Félix Moreno empezó a dar explicaciones en voz baja a los policías.

“Ya me iba a poner a derecho”, dijo.

En un momento se especuló que la casa de Cieneguilla pertenecía al exfuncionario de la alcaldía del Callao durante la gestión de Moreno, Víctor Albrecht Rodríguez, además de excongresista fujimorista. Pero luego las autoridades establecieron que no era cierto. La dueña del inmueble es Julissa Dulanto Huamán.

Félix Moreno Caballero es el segundo exalcalde provincial y exgobernador regional chalaco, integrante del partido Chim Pum Callao, que cumplirá condena por corrupción de funcionarios. El primero es Álex Kouri Bumachar, de la misma organización política, y mentor de Moreno.

“Fácilmente no me iban a encontrar. Había tomado mis previsiones. Estuve escondidos en varios lugares y hoteles como en Los Olivos, San Miguel, Magdalena y en el Callao, para evitar que la Policía me encontrara. No comprendo cómo me ubicaron”, relató Félix Moreno a sus captores.

A pesar de su situación legal, Félix Moreno murmuraba sus proyectos políticos.

“Estoy viviendo una pesadilla y voy a salir de esto tarde o temprano. Yo sé que no hice nada malo”, comentó a los detectives.

A los policías les sorprendió la presencia de Sheyla Villarreyes Vásquez. Durante las investigaciones a Félix Moreno, se le detectó un inmueble de La Molina, pero este salió a defender públicamente el origen de la residencia, que está a nombre de su esposa, Rosmery Segura Neyra. Esto fue el año 2018.

Por eso le preguntaron:

“¿Quién es la dama que lo acompaña?”.

“Es mi pareja sentimental”, contestó Moreno.

“¿Pero no es su esposa Rosmery Segura Neyra?”, le indicaron.

“Estamos separados”, fue su lacónica respuesta.

El 7 de agosto de este año, dos exfuncionarios de confianza de Moreno, Víctor Suelpres Jerez y Helberth Barrera Bardales, fueron detenidos por crimen organización y relacionados a los sobornos de Odebrecht. Todavía queda una veintena de prófugos “chimpuneros”.

Buscado por varios casos de corrupción

El 17 de enero de este año, el magistrado Gino Delzo Livias, del Primer Juzgado Unipersonal Penal del Callao, condenó a Félix Moreno Caballero a 5 años de prisión efectiva. A Moreno se le atribuyó haber vendido un terreno donado por los dueños del Fundo Oquendo al Gobierno Regional del Callao. Causó un perjuicio de 10 millones de soles.

Poco después, el 22 de febrero, el mismo juez Delzo Livias sentenció a Félix Moreno a 5 años de carcelería por el desvío de fondos destinado a la construcción del local principal de la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (Córpac). Las autoridades concluyeron que el daño patrimonial alcanzó los 21 millones de soles.

El exsuperintendente de Odebrecht en el Perú Jorge Barata declaró a las autoridades del Equipo Especial Lava Jato que la empresa le dio 2.4 millones de dólares al codinome “Navío”, sobrenombre que correspondía al exgobernador Félix Moreno Caballero. Fue por la obra Costa Verde.

El dato

Antecedentes. Los agentes de la División de Investigación de Secuestros que atraparon a Félix Moreno son los mismos que, en coordinación con la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin), ubicaron y detuvieron al exalcalde de San Juan de Lurigancho Carlos Burgos. También arrestaron al asesino del regidor Ezequiel Nolasco Campos, Rubén Moreno Olivo, alias “Goro”, entre otros delincuentes.

Fuente Diario La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 3 =

Translate »