banner

El jefe de la Dirección de la Aviación Policial (Diravpol), general PNP Alfredo Vildoso Rojas, se convirtió en el primer alto mando detenido por su implicación en una compra fraudulenta de equipos de protección destinada a los efectivos policiales bajo su responsabilidad.

Como reveló una investigación de La República, el general Vildoso, a pesar de que este diario le advirtió de las irregularidades en el proceso de contratación, ratificó la adquisición de 20 mil mascarillas y artículos de aseo por más de 2.3 millones de soles. No solo los cubrebocas no correspondían a las especificaciones técnicas requeridas y se aprobó un precio sobrevalorado sino también la empresa proveedora mantenía vínculos con oficiales de la Policía Nacional. El contrato había sido “digitado”.

En una operación que encabezó el fiscal anticorrupción del Callao, Francisco Alarcón Solís, fueron detenidos además del general Vildoso, cuatro de sus subordinados que tuvieron directa participación en la adjudicación del millonario contrato en beneficio de la compañía Ka’Linson Perú: el jefe de Logística de la Diravpol, comandante PNP Omar Puente Auccapoma; el jefe de Contrataciones, alférez PNP Pool Olórtegui Yauli, el teniente PNP Leonardo Oblitas Bozovich; y el abogado de Contrataciones, Miguel Vásquez Neyra.

Todo estaba arreglado

De acuerdo con la investigación que hizo este diario, la contratación de Ka’linson Perú se hizo sin mediar el estudio de mercado obligatorio para obtener los productos al mejor precio y calidad. La Repúblicaentrevistó al general Alfredo Vildoso y le informó que, por ejemplo, en el caso de las mascarillas, la proveedora no había entregado las que contaban con certificación NIOSH 95 (Instituto Nacional para la Seguridad Ocupacional, por sus siglas en inglés), como estaba previsto en las bases de la adquisición. Pero Vildoso defendió con uñas y dientes la contratación.

“Hemos comprado mascarillas que protegen al 100 por ciento la vida de nuestros policías y como muestra de ello es que en la Diravpol no ha habido ningún fallecido por el mortal virus”, aseguró el general Alfredo Vildoso.

Incluso un reporte del Área de Física Forense de la Oficina de Peritajes del Ministerio Público determinó que las mascarillas compradas por el general Vildoso eran de la marca Life2095-1 y que llevaba etiquetado Classifi ed N95. No contaba con la certificación NIOSH 95, por lo que los peritos señalaron que el producto no servía para prevenir el contagio del coronavirus. Sin embargo, el general Vildoso dispuso la compra de un segundo lote a Ka’Linson Perú.

Una de las razones de la insistencia del general Vildoso de continuar con la contratación de Ka’Linson Perú y de no investigar el caso sería que el teniente PNP Leonardo Oblitas Bozovich, que está bajo su mando, mantiene una relación familiar con la empresa proveedora.

El teniente Leonardo Oblitas, piloto de profesión, es hermano de Patrick Oblitas Bozovich, gerente de ventas de la empresa Ka’linson Perú, quien celebró contrato por adjudicación con el director de la Policía Aérea, general PNP Alfredo Vildoso Rojas.

El fiscal Francisco Alarcón encontró evidencias de que tanto el general Alfredo Vildoso como los oficiales del área de Logística sostuvieron conversaciones con Patrick Oblitas antes, durante y después de que se declarara el estado de emergencia sanitaria. Estaba tan seguro que contratarían a su empresa, que con anticipación internó las mascarillas en los almacenes de la Diravpol.

La autoridad también obtuvo información que demuestran que Patrick Oblitas participó en la elaboración de las especificaciones técnicas de la contratación junto con los oficiales encargados, para que Ka’linson obtuviera la buena pro por los 2.3 millones de soles, lo que efectivamente ocurrió.

Clan familiar detrás del contrato

Para no despertar sospechas, la empresa Ka’Linson compró las mascarillas a la compañía Bozovich Asociados Safety, de propiedad de Dora Bozovich Navarro y de su hijo, el teniente PNP Leonardo Oblitas Bozovich. Patrick Oblitas Bozovich actuó como gerente de Ka’Linson.

A su vez, Bozovich Asociados Safety adquirió las mascarillas a la firma Plan Enterprise,

Los hermanos Ángel y José Yataco Rosales, representantes de la empresa Plan Enterprise, confirmaron al fiscal Alarcón que Patrick Oblitas Bozovich fue quien compró las mascarillas descartables Life N95. O El rubro de Bozovich Asociados Safety es la construcción de puentes y túneles. También vendió artículos de aseo a la Dirandro.

Fuente La República

Translate »