El gobernador regional de Piura, Reynaldo Hilbck, considera que lo más viable para la continuidad del Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético del Alto Piura (Peihap) es la intervención económica.

La autoridad regional indicó que le otorgarán los 15 días hábiles de plazo al consorcio Obrainsa Astaldi para que retomen los trabajos. En caso de no hacerlo, intervendrán el proyecto o, en el peor de los casos, rescindirán el contrato.

“Vamos a darle plazo para que reinicie la operación, sino se resuelve el contrato y luego se verá qué se hace. Con la intervención administrativa directa del gobierno regional se puede continuar con el proyecto hasta que ellos solucionen sus problemas financieros”, dijo.

Hilbck agregó que los costos generados por los días no laborados deberán ser asumidos por la empresa, pues no existe motivo alguno por parte del Estado que les permita solicitar gastos generales o ampliaciones de plazo.

“Así como esta paralización han habido otras anteriores, que hemos superado. Hay que tratar de que la empresa solucione sus problemas financieros, darle los plazos para que los resuelva. Vamos a dar los plazos que corresponden de acuerdo a la Ley de Contrataciones. Mi ideal es que intervengamos administrativamente el proyecto para que avance y ese tiempo le va a ayudar a resolver sus problemas”, indicó.

Como se recuerda, el consorcio Obrainsa Astaldi paralizó los trabajos desde el 4 de agosto pasado. Además, retiró sus equipos y desmanteló sus oficinas en la zona de intervención del proyecto.

Fuente Diario Correo

Translate »