Al término de su semana de trabajo en Piura, el contralor dialogó con El Tiempo sobre sus hallazgos.

– Si se perdieron S/1.039 mlls en Piura por corrupción en un año normal. ¿Cuánto se perderá ahora?

No sabemos en cuánto, pero es evidente que podría aumentar. En pandemia hay mayor libertad en los procesos y la contratación no es transparente. Se contrata a dedo porque se supone que necesitamos comprar urgente. Se flexibiliza todo y luego se regulariza en papel, pero hay un gran riesgo de corrupción.

– ¿Alguna cifra estimada?

Si el 2019 se habrían perdido alrededor de 1 mil millones de soles; esa cifra debería haberse incrementado sustancialmente en pandemia. El porcentaje de la pérdida, que no es solo por corrupción sino por inconducta funcional e ineficiencia, en el caso de Piura es 16,5%, cuando el promedio nacional es 15. Esto es que de cada S/100 que se gastan, se pierden 16,5.

– ¿Cómo quedan los implicados si no pueden sancionar en lo administrativo?

Esperamos que los órganos sancionadores hagan su trabajo. En la vía administrativa es la propia entidad como el Gobierno Regional y municipios los que instauran procesos disciplinarios a funcionarios comprendidos en los informes de control, pero ya sabemos que eso no funciona muy bien […] Pero confiamos que el trabajo de la Procuraduría, el Ministerio Público y el Poder Judicial sea lo suficientemente célere para llevar a juicios a estos funcionarios.

– ¿Fiscales y jueces en Piura pudieron hacer algo más?

Siempre es posible hacer algo más, pero hay que ser conscientes también de la precaried de nuestro sistema de justicia, no solo por la cantidad de procesos, sino que también, al igual que la Contraloría, requiere de más personal y modernizar sus sistemas. De las reuniones en Piura, aprecio que hay disposición para trabajar juntos y prepararnos para este gran operativo de control territorial que se hará el próximo año.

– ¿En qué va a cambiar la creación de la Procuraduría de la Contraloría en Piura?

Si en un informe de control hay identificación de responsabilidad civil o penal, eso va al procurador de la entidad, que es un puesto de confianza y es bien difícil que denuncie a su jefe. Ahora estos informes ya no serán derivados a este procurador sino al procurador de Contraloría.

– ¿Se podría impulsar una condena?

Por supuesto. Vamos a crear esa oficina y fortalecerla con la cantidad de abogados suficientes para que impulse lo que vamos a trabajar.

– ¿Hay interés para reforzar el sistema de control?

Hay muchas limitaciones sobre todo ahora por la pandemia. No hay suficiente disponibilidad de recursos para atender las demandas del Ministerio Público y Contraloría. Ahora la prioridad es la salud y es por eso que me indigna todo este despilfarro de recursos que hemos verificado en Piura.

– ¿A qué se refiere?

Estuve en el hospital temporal del excampo ferial de Sullana. Eso ha costado varios millones de soles en alquiler de infraestructura. Se supone que ha estado listo en julio y recién se ha recepcionado esta semana. Ayer [viernes] entraron los primeros tres pacientes de 100 camas libres. Y mañana se vence el contrato de alquiler. Osea el Estado ha pagado más de S/2 millones por una operación que no le ha servido a nadie. Eso lo ha hecho la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios. En ese monto que le han dado a la empresa por una ineptitud, ineficiencia, incluso puede haber corrupción, es por eso que se harán las investigaciones.

– ¿Qué harán al respecto?

Voy a pedir reuniones con la ministra y la ARCC para ver cómo resolver. No podemos seguir dilapidando los recursos en el Estado. Esto es una pérdida neta de recursos en perjuicio de los piuranos. No puede ser que se tenga un hospital colapsado como Santa Rosa y otro como Cayetano que está al borde de su capacidad, y tienes un montón de camas [libres] en Videnita y excampo ferial de Sullana. En el control posterior se van a determinar responsabilidades, pero ahora tenemos que resolver.

– ¿En Videnita se justifica la inversión en alquiler?

A nuestro juicio, hoy está clarísimo que no resiste ningún análisis el hecho de que sigan alquilando […] Quizás esa fue decisión porque en ese momento no se sabía [cuánto duraría el COVID], eso se verá después, pero ahora ya no tiene sentido seguir alquilando. Hay que hacer las compras de lo que se necesita.

– ¿Cómo evalúa el reinicio de las obras en Piura?

Se nota una serie de irregularidades y bastante negligencia en distintos niveles, pero se necesita hacer una reflexión sobre cómo podemos trabajar juntos para que las obras se hagan bien. No hay ninguna obra de las que he ido a ver, que no tenga problemas. Todas están atrasadas y tendrán adicionales. Las que tienen que ver con defensas ribereñas no están terminadas y ojalá que no llueva porque si pasa, muchas de esas obras van a colapsar.

– La excusa es la pandemia…

Esa es una excusa infantil. Todos saben que la pandemia ha generado un retraso en las obras de 4 a 6 meses, pero más que eso la pandemia no tiene nada que ver. Hay un montón de obras como el instituto Luciano Castillo que debió hacerse en un año y lleva tres. Las obras venían con irregularidades y atrasos producto de que no lo hicieron bien en su momento. Hubo irresponsabilidad, negligencia y seguramente corrupción cuando se aprobaron expedientes mal hechos.

Fuente El Tiempo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + 3 =

Translate »