Ante las declaraciones vertidas por un colaborador eficaz que vincula a la expareja presidencial en receptores de sobornos de parte del ‘Club de la Construcción’, el penalista Miguel Pérez Arroyo señala que ocurriría claramente un delito de cohecho pasivo por parte del expresidente Ollanta Humala, quien habría utilizado para recibir tales pagos corruptos a un conjunto de personas, entre ellas su propia esposa, actuando en concierto criminal.

Pérez Arroyo dijo a diario Exitosa, que lo dicho y sostenido por el colaborador eficaz –y que debe ser materia de corroboración– Ollanta Humala habría actuado a título de autor, mientras que en los demás casos incluida su propia esposa Nadine Heredia, como cómplices primarios; o, en su defecto, la Fiscalía podría imputar claramente un concierto criminal, en el que todos son coautores de los delitos que se imputan por codominio el hecho criminal.

“Para mí el mejor esquema es autoría y complicidad, toda vez que la pena para ambos es la misma conforme al Código Penal no siendo necesario probar codominio del hecho sino más bien, que uno solo tenía el dominio del hecho: Ollanta Humala; y los demás actuaban con consonancia con el concierto criminal al que habían allegado previamente. Más aún si consideramos que Nadine Heredia no era formalmente funcionaria pública sino solo consorte del presidente y primera dama”, explicó.

Adelantó que existe la posibilidad también de imputar otros delitos, si es que no lo ha hecho ya el fiscal: tráfico de influencias, negociación incompatible etc. pero todos conexos con el de corrupción de funcionarios o cohecho pasivo propio, del art. 393 Código Penal.

Fuente Diario Exitosa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

seis − 2 =

Translate »