Coronavirus en el Perú. La Contraloría General de la República detectó irregularidades en el proceso de adquisición de productos para la canasta básica que realizó la Municipalidad Distrital de Olmos en el marco de la emergencia sanitaria por la COVID-19.

Según el Informe de Control Específico N.° 023-2020, el ayuntamiento compró productos de primera necesidad para la canasta familiar a mayor precio del obtenido en la indagación de mercado.

Sin registro sanitario

Asimismo, la comuna recepcionó los productos y pagó sin contar con el informe de conformidad del área usuaria. Además, entregó los alimentos a pesar que no cumplían con las especificaciones técnicas, pues no tenían registro sanitario, código de lote, ni fecha de producción y vencimiento.

En ese sentido, el ente de control enfatizó en que esta situación afectó los principios de eficiencia e integridad que deben regir en las contrataciones públicas, la que generó riesgo sanitario a la salud pública y ocasionó un perjuicio económico de S/ 76.262.

También mencionó que la comuna contrató a la proveedora Luz Elena Delgado de Escalante para la compra de productos por S/ 199.891, sin embargo, se verificó que otros proveedores ofertaron precios más bajos (azúcar rubia, leche, fideo tallarín, fideo cortado, avena y sal). Esta situación ocasionó un sobrecosto en la determinación del valor estimado.

Responsabilidades

Al mismo tiempo, la Contraloría determinó presunta responsabilidad penal y administrativa en siete funcionarios: Javier Chapoñán Damián, jefe del área de Contabilidad; Luis Castillo, jefe de Logística y Patrimonio; Enrique Merino, subgerente de Administración; Demetrio Periche, jefe de Tesorería; Luis Mino, suplente del manejo de cuentas bancarias; Humberto Hinostroza, jefe de Defensa Civil y Faustino Lizana, jefe del área de Almacén.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

once + siete =

Translate »