Distintas inconductas de funcionarios públicos en Arequipa le costaron al Estado S/ 21 millones 288 mil. Así concluyó Contraloría en base a servicios de control específicos y auditorías, cuyos resultados fueron emitidos el año pasado.

Se realizaron 22 auditorías, donde se hallaron perjuicios de S/ 16 millones 378 mil; mientras que S/ 4 millones 910 mil fueron detectados en 19 servicios de control.

Existen informes emblemáticos que generaron gran parte de los perjuicios. El primero se trata de la instalación y mejoramiento de los servicios de agua potable y desagüe en el distrito de Vítor. Este proyecto se desarrolló entre 2014 y 2018, y el perjuicio equivale a S/ 6 millones 818 mil 306.

En dicha obra, se detectó ampliaciones de plazo que no tuvieron el sustento legal requerido. Además, adicionales de obra que presentaron errores técnicos. Otra observación fue que el agua potable aún no llegaba a toda la población proyectada.

Otro hecho emblemático es el aumento de salarios, aguinaldos y bonificaciones a funcionarios de la Municipalidad Provincial de Arequipa (MPA). Según Contraloría, este incremento era ilegal. El periodo estudiado corresponde a la gestión de Alfredo Zegarra, entre 2015 y 2018, y el perjuicio es de S/ 3 millones 864 mil 930.

Vale precisar que durante la presente gestión de Omar Candia, también se cobraron beneficios con dichos incrementos, pero se dejaron sin efecto luego de la advertencia de Contraloría. Para mantener la escala salarial que venían cobrando, Candia pasó a los funcionarios al régimen CAS Confianza.

Un hecho similar se registró en la Municipalidad de Caravelí, entre 2015 y 2018, donde el perjuicio fue de S/ 231 mil 195.

En los 41 hechos analizados por Contraloría, se halló responsabilidades de tipo administrativo, civil o penal, en 245 funcionarios.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + diez =

Translate »