Los sectores Comercio, Servicios y Construcción son los que más han llevado sus controversias a arbitraje, según un estudio del especialista en la aplicación de este medio de solución pacífica de conflictos Juan Huamaní Chávez.

El 25% de los arbitrajes se ha generado a partir de controversias suscitadas en el sector Comercio, en tanto que los sectores Servicios y Construcción produjeron el 27% y 30% de los arbitrajes, respectivamente. El resto se ha dado en sectores más especializados, como industrias de alto valor agregado, reveló el experto.

En construcción, comentó, aún está todo por hacerse, por lo que los avances para cerrar la brecha de infraestructura podrían, de modo natural, incrementar el crecimiento porcentual de los casos de arbitraje a un ritmo superior de 10% anual, tal como registraba el mercado hace una década.

Materias

De acuerdo con estimados del estudio de Huamaní, las organizaciones privadas y aun el Estado acuden al arbitraje debido a desacuerdos entre las partes relativos a incumplimientos en los contratos suscritos, costos no contemplados al momento de suscribirlos o variación inopinada de las condiciones de diversos servicios por factores no identificados al inicio.

En el caso de la construcción, el especialista señaló que el sistema económico exhibe un alto nivel de complejidad en la regulación y las partes prefieren acudir al arbitraje debido a la dificultad de administrar aspectos de un contrato en los que la regulación, los plazos o las condiciones operativas no permiten a los contratantes cumplir a cabalidad con sus compromisos.

A estas condiciones puede añadirse el hallazgo de contratantes y contratistas, en el desarrollo de la obra, de condiciones que técnicamente no fueron bien evaluadas antes de la firma del contrato, mientras que otro factor podría ser las dificultades en la administración propia del contrato, desde la emisión de las órdenes de compra y pagos al proveedor que salen fuera del plazo pactado, explicó.

Ventajas

A criterio de Huamaní, una de las ventajas de optar por el arbitraje es que existen árbitros especializados en materias en las cuales no existen jueces especializados. Además, sostuvo que existe predictibilidad respecto a la duración de un arbitraje, el cual podría durar más o menos un año, en promedio.

Otra ventaja sustancial del arbitraje constituye los costos para las partes, así como el hecho de que los árbitros sean designados por ambas, indicó el especialista.

Fuente El Peruano

Una Respuesta

  1. IRREVERENTE1959

    AQUI ELÑ PROBLEMA RADICA QUE EN VEZ DE QUE LAS LEYES PROTEJAN LOS RECURSOS DEL ESTADO ANTE LADRONES CON CUELLO YCORBATA CAMUFLADOS EN EMPRESAS CONSTRUCTORAS PARIAS. LAS LEYES PROTEGEN A ESTAS EMPRESAS EN DONDE LO PRIMERO QUE HACEN MUCHAS ES IR A UN ARBITRAJE AL MENOR RECLAMO Y QUEDARSE CON LOS REUCROSS POR ADELANTO POR MAS DE UN AÑO QUE ES LO QUE DEMORA EL TRIBUNAL CORRUPTO EN EMITIR UNA SENTENCIA Y MAS SI TODO ARBITRRAJE PASA POR LA PROCURADURIA LAS ENTIDADES DEL ESTADO TIENDEN A PERDERLO COMO SIEMPRE Y DE ESO SE APROVECHAN LOS SEUDOS CONTRATISTAS O CONSORCIOS.
    ES TIEMPO DE QUE LOS BURROCRATAS DEL GOBIERNO EMPIECEN A VEALR POR LOS RCURSOS DEL ESTADO QUE SON ESCASOS Y LLEGUEN LAS OBRAS A LOS MÁS NECSITADOS

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + 17 =

Translate »