El exalcalde del distrito de Olmos, Willy Serrato Puse, de 58 años de edad, nuevamente será enviado a la prisión, luego que el Poder Judicial revocara su sentencia de tres años de pena privativa de la libertad suspendida y la reformara a pena efectiva.

La intervención se realizó, al mediodía, cuando los agentes del área de Capturas de la Policía Judicial se trasladaron hasta la vivienda ubicada en la calle San Nicolás N° 230 en la urbanización Ana de Los Ángeles en Chiclayo.

CAPTURA

Esto a mérito del oficio 03218-2015-61-1708-JR-PE-01, con fecha 30 de septiembre del 2021, donde el Juzgado Penal Unipersonal Transitorio ordena la encarcelación de la exautoridad edil, por el delito de colusión simple.

Se le acusa de haber participado en la firma de un contrato de prestación de servicios con Abad Gaspar Paucar, cuñado del exgerente de Relaciones Públicas de la municipalidad de Olmos, José del Carmen Chero Martínez. Esto durante el periodo de gestión de Serrato durante el 2011 y 2014.

En ese entonces el proveedor habría cobrado más de S/ 11,000, según expuso la Fiscalía mediante una audiencia de adelanto de fallo. Asimismo señaló que en las investigaciones, Willy Serrato habría autorizado los desembolsos del dinero, esto confabulado con los exfuncionarios Ulises Mendoza Dávila y Juan Inoquio Puse. Allí se habría causado un perjuicio económico de S/ 25.000 en agravio del Estado, por lo tanto estaban inmersos en el delito contra la administración pública – colusión simple.

DOMICILIO

Cabe recordar que Serrato Puse cumplía arresto domiciliario, por otro proceso penal, denominado “Los Faenones de Olmos”.

En octubre del 2019, le dictaron 24 meses de prisión preventiva, mientras es investigado por el direccionamiento de la compra de bienes y servicios a favor del proveedores, que causaron un perjuicio económico de s/ 2 millones.

Posteriormente por la pandemia de la Covid-19 y por ser una persona vulnerable, la Segunda Sala de Apelaciones de Lambayeque ordenó que cumpla detención en su vivienda, durante 12 meses y pague una caución de S/ 20.000.

Esta vez, mientras era conducido para ser puesto a disposición del Juzgado, se tuvo conocimiento que en el camino sufrió una descompensación, lo que obligó a los uniformados derivarlo a la clínica Juan Pablo II, para que reciba los primeros auxilios.

Le diagnosticaron hipertensión no controlada y descartar infarto de miocardio.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × cinco =

Translate »