Las investigaciones sobre las presuntas fallas presentadas en el satélite Perú SAT-1, adquirido durante el gobierno del expresidente Ollanta Humala Tasso (2011-2016), y bajo la supervisión del Pedro Cateriano, cuando era titular del Ministerio de Defensa (Mindef), han permitido conocer una serie de contradicciones.

De acuerdo con el Convenio Marco de Compensaciones Industriales y Sociales-Offset,  firmado por el MIndef, a través del entonces viceministro de Recursos para la Defensa, Jakke Valakivi Alvarez, y la compañía Astrium SAS (hoy Airbus Space & Defence), representada por Christophe Roux, las entidades ijaron las compensaciones relacionadas a la contratación de un sistema satelital para implementación del Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales (CNOIS).

Entre las compensaciones industriales y sociales se detalló la transferencia tecnológica, desarrollo de la industria de Defensa, el impulso del sector aeroespacial de alto nivel tecnológico, así como el apoyo al desarrollo económico y social del país.

Además, se estableció como presupuesto de compensación el 100 % del valor del contrato firmado entre ambas instituciones, cuyo precio fue de S/ 591’661,470.44 millones.

“El monto de las obligaciones por las Compensaciones Industriales y Sociales-Offset es equivalente al cien por ciento (100%) del valor final del contrato principal. En caso se suscriba una adenda al contrato principal, las compensaciones se modificarán de acuerdo al valor de dicha adenda”, indica la cláusula quinta del Convenio Marco.

Asimismo, en la cláusula sexta, entre las áreas de interés o actividades elegibles que respondían al crédito mencionado, se encontraba el acceso a señales de satélites de observación de la tierra, de las constelaciones ópticas SPOT 6/7 y PLEIADES 1A/1B y de la señal de radar TERRASAR-X y TANDEM-X.

También, la entrega de licencia multiusuario de distribución de los organismos gubernamentales peruanos de los productos satelitales básicos y productos de valor añadido de los satélites ya mencionados.

Lo que resulta contradictorio es que a pesar de tener el acceso ya mencionado, el Estado peruano adquirió imágenes del satélite francés SPOT-6 valorizadas en 11’846,000 soles.

GASTO MILLONARIO

Según el portal web del Órgano de Contrataciones del Estado (OSCE), el 11 de noviembre de 2018, se adquirió fotografías del SPOT-6 por 2’175,000 euros.

Asimismo, el 9 de diciembre se pagó 840 mil euros por el servicio de soporte a la estación terrena multisatélite, mientras que el 6 de marzo del mismo año se adquirió el servicio de predicción meteorológica de cobertura nubosa para el Perú SAT-1 por 60,000 euros.

Fuente Diario Expreso

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × uno =

Translate »