El 17 de mayo del 2017 empezó el fin para el exgobernador regional de Cusco, Jorge Acurio, quien fue detenido acusado de haber recibido tres millones de dólares de coima por parte de Odebrecht, a fin de hacerse con la licitación de la polémica obra Vía Expresa, valorizada en más de 400 millones de dólares.

El día de su detención la exautoridad se mostró confiada, incluso sonriente, citando que no tenía nada que ver con el pago de este soborno, mientras su defensa señalaba que sería excarcelado en poco tiempo debido a la falta de pruebas.

Hoy, a poco más de dos años de esta detención, Acurio Tito vueve a hacer noticia, esta vez acusado de haber recibido otra millonaria coima, ahora por parte de la empresa OAS, ganadora de la licitación para la construcción del inconcluso Hospital Antonio Lorena.

El testimonial que involucra al exgobernador cusqueño y a los funcionarios que lo acompañaron durante su gestión proviene de Brasil y fue recogido por el Equipo Especial Lava Jato, que entrevistó a dos colaboradores eficaces, quienes delataron con lujo de detalles el pago de sobornos por la obra del citado nosocomio.

Según los dos exejecutivosa de OAS, identificados por las autoridades peruanas como los colaboradores 101-2019 y 105-2019, la constructora brasileña llegó a pagar una coima del 8% del total estimado de la obra, que en agosto del 2012 fue adjudicada por 197 millones 580 mil 499 soles lo que significaría un soborno de más de 15 millones de soles a las autoridades y funcionarios peruanos de entonces.

¿Y CÓMO SE REPARTIÓ ESTE DINERO?

Las investigaciones involucran a cuatro personas hasta el momento. El representante de la Unops Aldo Belaunde, el empresario Gustavo Salazar, el exgobernador regional de Cusco Jorge Acurio y su asesor Víctor Mayorga.

El colaborador 101-2019 señaló a los fiscales peruanos que Aldo Belaunde recibió la suma de 700 mil dólares producto del soborno, éste habría estado encargado de allanar el piso para que OAS ganara la buena pro, incluso como representante de la Unops habría obtenido documentación sobre la licitación antes de ser lanzada, así OAS aseguró su oferta y finalmente resultó ganadora.

Sobre los otros implicados aún se desconoce exactamente el rol que jugaron y el monto que recibieron, sin embargo el corredor de seguros y dueño de la empresa Wircel S.A. Gustavo Salazar ya ha sido involucrado anteriormente a Jorge Acurio, aquella vez por el pago de más de un millón de dólares provenientes de Odebrecht, que habría depositado el monto a Acurio a través de la empresa de Salazar.

Si en el caso hospital Lorena se utilizó el mismo modus operandi que en la Vía Expresa, ambos personajes tendrán que se investigado por el Equipo Especial Lava Jato Eliderado por el fiscal Rafael Vela, que continúa con los interrogatorios en Sao Paulo – Brasil.

DATO:

– El colaborador 105-2019, citó que los altos funcionarios de OAS se soprendieron por el pedido del 8% del total de la obra, ya que en el círculo del ‘Club de La Construcción’, se acostumbraba pagar ‘sólo’ el 3% del total de la obra adjudicada, como soborno.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 5 =

Translate »