El Gobierno gastará S/ 375 millones en la compra de 25,000 módulos temporales a cinco empresas chilenas, para que sean entregados a los damnificados de El Niño Costero, en el norte del país.

Pero no solo llama la atención la suma innecesaria que se realizará, pues ya se viene la etapa de reconstrucción con cambios, sino que además, éstos módulos, a los que Pedro Pablo Kuczynski calificó como ‘casas de cartón’, tienen a penas 18 m2, son de madera y calamina, no cuentan con un baño, ni servicios de luz o agua y tendrían una vida útil menor a 3 años, y tienen un costo de S/ 15,000.

Guillermo García, presidente de la Asociación Peruana de Entidades Técnicas (APETS), constituida por 600 pequeñas empresas que atienden las necesidades de vivienda de poblaciones vulnerables, a través de un programa de subsidio construcción en sitio propio del Fondo Mivivienda, explicó que por S/ 4,500 más, los damnificados pueden acceder a una vivienda de 35m2 antisísmica, material noble, preparada para segundo piso, con cimentación adecuada, inscripción en registros públicos con licencia y conformidad de obra, un dormitorio, sala y comedor, un kitchen, con baño y servicios de agua y luz.

“Es para gente que no recibe financiamiento del banco, que no califica a adquisición de vivienda nueva. Para calificar deben inscribir su terreno en registros a su nombre, saneado totalmente, y el pago de un pequeño monto que cubre licencias y planos, llamado Ahorro que está entre S/ 800 y S/ 900”, dijo en Radio Exitosa.

“El bono del Fondo Mivienda es de S/ 19,500, que es lo que vale la construcción de una vivienda permanente. El Gobierno gastará S/ 375 mil para viviendas temporales. Ese mismo presupuesto generaría entre 14,000 y 15,000 viviendas permanentes”, agregó.

Asimismo, lamentó que el programa Construcción en sitio propio ha sido detenido. “Hay 40,500 expedientes embalsados en el FondoMivienda y solo se han atendido a 19,000”, mencionó.

García denunció que lo que se está haciendo es aprovechar la coyuntura de El Niño Costero para entregar ‘kioskos temporales’ que los mismos damnificados tiene que armar.

Por su parte, Javier Moreno, vicepresidente de APETS, indicó que es un doble gasto, pues cuando se termine el proceso de entrega de módulos temporales, que será hacia fines de este año, empezará la construcción de módulos permanentes, “y el Estado deberá volver a gastar. Al final gastarán 35 mil por cada vivienda”.

Precisó además que la adjudicación a las cinco empresas chilenas se dio luego que se realizará un concurso por invitación.

Dato

El 19 de mayo pasado, a las 6:11 de la tarde, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento invitó por correo electrónico a varias empresas a participar en el proceso de contratación directa N°012-2017-VIVIENDA-OGA-UE.001 para la “Adjudicación de 2,604 módulos temporales para asistencia frente a emergencias y desastres”.

De acuerdo al Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (Seace) del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (Osce), solo cinco empresas lograron presentar sus propuestas a las 7:56 de la noche de ese mismo día. Sin embargo, un minuto después, a las 7:57 de la noche, dicha cartera otorgó la buena pro a la empresa FCA Peruana Eternit S.A.

Fuente Diario Gestión

Una Respuesta

  1. Wualter Chirinos Larios

    Es increible como se direccionan las adquisiciones, es más a empresas extranjeras, cuyas utilidades se trasnfieren posteriormente a su pais de origen y la pequeña empresa y empresarios peruanos 000.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − once =

Translate »