La procuraduría especial del caso Lava Jato trabó embargos por más de 184 millones de soles a exdirectivos y representantes del llamado club de la construcción y de las empresas consorciadas con las constructoras brasileñas implicadas en presuntos actos de corrupción, señaló su titular, Jorge Ramírez.

En Cuarto Poder explicó que son 418 bienes, 236 inmuebles, casas y terrenos, así como 184 vehículos de alta gama de propiedad de los investigados, para garantizar el pago de las posibles reparaciones civiles.

Entre las personas comprendidas en esta medida están José Alejandro Graña  y Hernando Graña Acuña, a quienes se les embargo dos casas por 230 mil soles y bienes por 3 millones de soles, respectivamente; a Fernando Camet 13 bienes por 10 millones de soles y a Fernando Castillo Dibós bienes por 3 millones de soles.

“No hay abuso, estos embargos son medias cautelar temporales hasta que se defina la situación jurídica de los en un proceso judicial en el marco del debido proceso”, refirió.

Precisó son 103 las personas naturales investigadas tanto de las empresas consorciadas con la empresa Odebrecht así como del  llamado club de la construcción, conformado por empresas que presuntamente repartían obras públicas a cambio de una comisión.

La procuraduría hará efectivo el embargo una vez que los implicados sean sentenciados por el Poder Judicial en un proceso que podría durar entre 3 a 4 años porque se trata de un caso complejo.

Ramírez sostuvo que se trabaron embargo sobre el patrimonio de personas naturales porque sería ellas, en caso de ser encontradas responsables, las que habrían cometido o colaborado en los presuntos delitos de corrupción, negociación incompatible, entre otros.

Fuente Andina

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 5 =

Translate »