El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) mediante Provías Descentralizado (PVD) autorizó el reinicio de 11 proyectos consistentes en la construcción y mantenimiento de puentes y carreteras ubicadas en siete regiones del país paralizados debido a la cuarentena sanitaria para frenar el avance del COVID-19.

Estas intervenciones permitirán la realización de actividades como la agricultura, el comercio, la industria, construcción y agricultura.

Este paquete de obras compromete una inversión total de más de 548 millones de soles y forman parte de la primera fase de la estrategia de reactivación económica dispuesta por el Ejecutivo.

En la región de Huánuco se ejecutarán tres obras que implican una inversión total de S/ 148.4 millones. Se trata de la construcción del puente Salvador (300 metros) en el distrito de José Crespo y Castillo, provincia Leoncio Prado; el mejoramiento y rehabilitación del camino vecinal San Rafael-Chacatama (18.3 km) en el distrito de San Rafael, provincia de Ambo; y el mejoramiento del camino vecinal Villasol-Maraypampa (23.26 km), ubicado en el distrito de Chinchao, provincia de Huánuco.

También se reactivarán los trabajos en los corredores viales alimentadores (CVA) Tacna (269 km) y Cusco-Madre de Dios (273 km), que son parte del programa Proregión de Provías Descentralizado. Ambos representan una inversión de S/ 385.3 millones.

Asimismo, se instalarán cuatro puentes modulares en la región de Cajamarca. Estos son Blanco (20 metros); Juan Díaz (15 metros), ambos en el distrito de Colasay, provincia Jaén; Simonmayo II (17.2 metros), en el distrito de Paccha, provincia de Chota; y Payac (14 metros) en los distritos de San Gregorio y Nanchoc, provincia de San Miguel. La inversión total, que incluye compra, instalación y supervisión, asciende a S/ 5.6 millones.

Además, se reanudarán dos mantenimientos periódicos: uno en la provincia de Bongará (21.7 km), Amazonas y otro en la provincia de Huancané (12.54 km), Puno. Ambos representan una inversión total de S/ 8.6 millones.

Para reiniciar estas intervenciones se han tenido en cuenta diversos factores, como la priorización de zonas sin contagio y baja letalidad, obras de gran envergadura, en las que se pueda asegurar el distanciamiento, que la empresa cuente con altos estándares, entre otros.

Estas intervenciones se reiniciarán siguiendo estrictamente los lineamientos sectoriales de reactivación, cuidando por sobre todo la protección de los trabajadores.

Asimismo, cada obra tiene un plan de reactivación (información sobre frentes de trabajo, personal involucrado, entre otros), tres protocolos (operatividad diaria, de casos sospechosos y para casos confirmados de COVID-19), un plan de contingencia y equipos de protección de personal.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 12 =

Translate »