Humala ha señalado en su defensa que si él sabía del Club de la Construcción hubiera denunciado a su ex ministro Carlos Paredes…

Eso es mentira. Está ocultando cosas. Hay las declaraciones que están de hace tiempo que señalan que Nadine Heredia botó a Paredes del Ministerio de Transportes cuando creía que no le estaba dando todo lo que le correspondía de las coimas y les dijo a los brasileros que tenían que negociar directamente con ella. Eso también está en los testimonios que han dado a la Fiscalía hace más de un año.

Usted también ha señalado que es demasiado ingenuo que el codinome “Princesa” sea el de un abogado fallecido y no de Nadine Heredia.

Eso es obvio porque ese abogado tenía un codinome en la nómina de Odebrecht, pero cuando el periodista ecuatoriano Anderson Boscán reveló que las coimas en el Gasoducto Sur que por supuesto Odebrecht había ocultado con la complicidad de los fiscales que le aceptaron eso. Cuando se revela eso aparece el seudónimo de “Princesa” con cantidades de 900 mil dólares. Los funcionarios de Odebrecht en complicidad con los fiscales dicen esto que “Princesa” es el abogado muerto que ya no puede defenderse, pero los fiscales tendrían que ser muy ingenuo para no darse cuenta de que ese era su juego.

Al parecer si fueron ingenuos…

Si. Aceptan todo lo que les diga Odebrecht y que favorezca a los aliados del gobierno y cuando se trata de los adversarios del gobierno ponen palabras en la boca de los colaboradores eficaces, que son los ex funcionarios de Odebrecht, para perjudicarlos.

¿Un ejemplo sería el proceso contra la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori?

Claro, ahí hubo una celeridad. Y como se sabe, ella no fue gobierno, no estaba penado por la ley ene se momento el no declarar aportes de campaña. Esto que están haciendo con los aportantes falsos es ridículo, todos los partidos tienen aportantes falsos. Solamente persiguen a Fuerza Popular.

¿Entonces su balance de la labor de los fiscales del equipo Lava Jato no es positivo?

Bueno, están al servicio del gobierno, son altamente politizados y han caído en el juego de Odebrecht.

Fuente Exitosa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − 8 =

Translate »