compras-estatales

San Martín: detienen a Ernesto Peña, alcalde de Moyobamba, por presunto tráfico de influencias

San Martín: detienen a Ernesto Peña, alcalde de Moyobamba, por presunto tráfico de influencias

San Martín. Bajo sospecha se encuentra el actual alcalde provincial de Moyobamba, Ernesto Peña Robalino, quien se encuentra con detención preliminar por el presunto delito de tráfico de influencias, cohecho pasivo propio y otros. Asimismo, el Ministerio Público realizó el allanamiento domiciliario e incautación de bienes de la autoridad edil.

De acuerdo a la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Moyobamba, Ernesto Peña es investigado junto al empresario Osmar Torres Díaz. Todo apunta a que la autoridad recibió 20.000 soles de Torres, a cambio de beneficiarlo con la licitación de la obra de mejoramiento de infraestructura vial de la cuadra 5 del jirón Trujillo, incluso cuando la firma del hombre de negocios no contaba con los requisitos exigidos por ley.

Las acciones emprendidas este martes, 19 de setiembre, propiciaron intervenciones simultáneas tanto en la Municipalidad Provincial de Moyobamba y tres domicilios de los involucrados. Todas las diligencias fueron dirigidas por la fiscal adjunta Rosa Elena Nicolás Rodríguez.

Durante el allanamiento de los inmuebles, el Ministerio Público dispuso la incautación de cantidad de expedientes de trabajo y diversos documentos de interés para la investigación, los cuales permanecían en el despacho de Alcaldía y las oficinas de Logística y Gerencia Municipal.

¿Cómo fue la detención del alcalde Ernesto Peña?

Ernesto Peña Robalino fue citado a declarar en el Departamento Desconcentrado de Investigación Contra la Corrupción (Dircocor) de Moyobamba, momento en el que fue capturado por el plazo de siete días. En cuanto al empresario Torres Díaz, este fue detenido en su vivienda de la urbanización Vista Alegre. Durante el plazo de detención preliminar se determinarán las próximas diligencias y existe también la posibilidad del pedido de una prisión preventiva.

Fuente La República

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »