En el sector público existen muchas fuentes con datos útiles para identificar áreas de riesgo de la corrupción, pero es necesario determinar cómo entrelazar dichas informaciones y lograr la colaboración entre las diferentes entidades gubernamentales que las tienen bajo su control, afirmó Alexandra Habershon, especialista Senior en Gobernanza del Banco Mundial (BM).

“Es necesario construir plataformas digitales para todo el gobierno de un país, lo que representa un reto institucional y político. Por ejemplo, la información en torno a las compras y contrataciones resulta interesante, pero hay que buscar enlaces entre ese sistema, los registros de empresas y las declaraciones juradas”, indicó Habershon en la Conferencia Anual Internacional por la Integridad (CAII 2019).

La especialista en gobernanza precisó que con el análisis de datos -que permite identificar áreas de riesgo y no hechos de corrupción- se puede luchar contra la impunidad, pero también promover la integridad y la eficiencia.

A su turno, Nicandra Castro Escarpulli, Contralora Interna del Órgano Interno de Control del Tribunal de Justicia Administrativa de la ciudad de México, dijo que el Programa Nacional de Combate a la Corrupción de su país para el período 2019 – 2024 se basa en ejes preventivos, como retornar a los códigos de ética para incentivar la integridad de los funcionarios públicos.

Señaló que otra medida de impacto en su país es el relacionado a la Ley Nacional de Extinción de Dominio (pérdida de los derechos que tiene una persona sobre los bienes cuya legítima procedencia no pueda acreditarse y que sean producto de ilícitos y hechos de corrupción), así como la protección a los denunciantes de actos de corrupción. “Estamos apostando a que el Sistema Nacional Anticorrupción cumpla su función y logre disminuir los actos de corrupción en México”, puntualizó.

Fuente Radio Nacional

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − 9 =

Translate »