El pasado 22 de octubre, la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) adjudicó la buena pro del procedimiento de contratación pública para la ejecución de la obra de rehabilitación del camino vecinal Cerro Blanco-Poroto. (La Tranca) La Libertad, cuyo presupuesto es de S/ 14’698,235.22.

El postor ganador resultó ser el consorcio Cerro Blanco, que está integrado por Elmer Quintana Guevara, la empresa Patrón San Miguel Servicios Generales S.R.L y la empresa Importaciones y Servicios E.I.R.L, representada por Juan Francisco Razuri Vásquez, quien ha sido considerado como el representante común del consorcio. Y es precisamente en este último nombre el que nos vamos a centrar para ahondar en el tema.

CONOCIDO

Pues bien, hay que recordar que el pasado 2 de noviembre Diario Correo publicó un informe en el que se revelaba que dos camionetas particulares habían sido fotografiadas cuando supuestamente las abastecían de combustible y les daban un lavado especial en un local de la Subgerencia de Servicios Generales y Equipo Mecánico de la MPT.

Se trataba de las unidades vehiculares de placa de rodaje BBX-861 de color negro, modelo Ranger, marca Ford, y la camioneta de color blanco perla, de placa de rodaje AJT-893 , marca Toyota, modelo Hilux.

Ambas camionetas, según la Superintendencia Nacional de los Recursos Públicos (Sunarp), son de propiedad de nada menos que del empresario Juan Francisco Razuri Vásquez, el mismo que ahora es el representante común del consorcio que ganó la buena pro para ejecutar la millonaria obra en la Municipalidad Provincial de Trujillo.

DETALLE

Las fotografías, según la fuente de Correo, fueron registradas durante la última semana del mes de octubre en el interior del local ubicado en la cuadra 16 de la avenida Nicolás de Piérola, en el distrito de Trujillo, junto a la exfábrica de hielo.

Es decir, en el mismo periodo que se firmaba la buena pro (22 de octubre) para ejecutar la millonaria obra de rehabilitación del camino vecinal Cerro Blanco-Poroto (La Tranca) -La Libertad.

“LAMENTABLE”

Olga Cribilleros, regidora aprista de la comuna provincial de Trujillo, opinó que a estas alturas ya se “conoce muy bien cómo se manejan los procesos de contratos y licitaciones públicas” y no se puede permitir que esto continúe así.

“Ahora constituyen consorcios, uno y otro se juntan para poder cubrir el monto y al final ellos mismos son los dueños de las empresas o tienen testaferros. Esa es la forma como se viene trabajando, ya no me causa sorpresa. Indigna, claro que sí, pero hay que ver el procedimiento, hay que verificar si esto ha sido llevado como debe ser y revisar todo este proceso”, enfatizó.

A CONTRALORÍA

La Concejal anunció que solicitará la intervención de la Contraloría para que revise este caso de por sí suspicaz, por lo que ya se conocía del empresario y de la cercanía que ha tenido con el alcalde Daniel Marcelo.

En efecto, a lo que refiere Cribilleros es que Juan Rázuri ha ganado licitaciones desde que Daniel Marcelo era alcalde de la Municipalidad Distriral de La Esperanza.

COINCIDE

El regidor aprista Juan Namoc también coincidió con su colega Cribilleros y adelantó que en una próxima sesión de concejo solicitará que este tema se ponga en agenda, toda vez que se debe aclarar cómo es que este empresario está ganando licitaciones en las administraciones de Daniel Marcelo.

En tanto, el concejal del oficialismo, Robert De La Cruz, señaló que descarta que haya exisistido algún tipo de favoritismo y direccionamiento en el proceso de licitación.

“Para mí eso no sucede, pero para tranquilidad de todos, incluidos mis compañeros regidores, espero que eso se investigue y se aclaren las cosas”, manifestó.

NO HABLA

Correo ha intentado por segunda vez (la primera fue en la ocasión que se publicó el informe de las camionetas), obtener la versión del empresario Juan Razuri. Ayer lo fuimos a buscar a la dirección que consigna su empresa, avenida Nicolás de Pierola, N° 760, en Trujillo, pero una joven recepcionista nos dijo que el empresario no estila llegar muy seguido a su oficina.

Sin embargo, dejamos nuestros números telefónicos para que se comunicara con nosotros y así tener su versión de los hechos, pero al cierre de la edición no hubo ninguna llamada.

El alcalde Daniel Marcelo, asimismo, no respondió a nuestras llamadas para obtener su versión sobre el tema en cuestión.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + 1 =

Translate »