La emblemática obra deportiva que ejecuta la gestión del gobernador Agustín Luque Chayña podría sufrir nuevos retrasos y hasta perjuicios económicos al Gobierno Regional de Puno, advirtió la Contraloría General de la República.

En un informe remitido al propio titular de la gestión, el órgano contralor advirtió que “el retraso en la ejecución de la obra de mejoramiento del estadio Guillermo Briceño Rosamedina de la ciudad de Juliaca y la falta de control de programación de las partidas y componentes, pueden ocasionar que la obra no culmine en los plazos establecidos y genere mayores gastos que los aprobados en el expediente técnico, además del incumplimiento de los objetivos del proyecto”.

La obra fue aprobada con un plazo de ejecución de 300 días calendarios, siendo su fecha de inicio el 2 de noviembre de 2016 y su fecha de culminación debió ser el 28 de agosto de 2017.

No obstante, estando la obra fuera del plazo vigente, se aprobó una ampliación mediante la Resolución Gerencial Regional N°109-2020-GRI-GR Puno hasta el 14 de noviembre de 2020. El presupuesto de la obra, según el último expediente técnico, asciende a S/ 38 219 136.09.

Contraloría

Según el Informe de Visita de Control N° 042-2020-OCI/5350-SVC, los responsables de obra no cuentan con el expediente técnico original, lo que podría conllevar a no cumplir adecuadamente con la ejecución de las partidas, especificaciones técnicas, metas, plazos del proyecto; además, que la obra carezca de la calidad necesaria que asegure su vida útil, incumpliendo de esta manera el objetivo de la obra.

La comisión de control también observó que la obra se viene ejecutando en ausencia del residente y supervisor, lo cual podría afectar la calidad de los trabajos constructivos por falta de dirección técnica directa y permanente.

De otro lado, se detectaron deficiencias en el control de los materiales de construcción en el almacén de la obra, ya que en el último registro se consignó la salida de 50 bolsas de cemento, pero estos no están suscritos por los responsables de la obra, incumpliendo lo establecido en las directivas internas de la entidad.

Cabe señalar, que en la inspección física realizada se advirtió que no se vienen realizando pruebas de control de calidad, pese a ser necesario para poder verificar que los materiales sean los adecuados e idóneos y respondan a las especificaciones indicadas en el expediente técnico.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × tres =

Translate »