Mediante mensajes por el aplicativo WhatsApp, el exjefe del Gabinete de Asesores del Ministerio de Vivienda y Construcción Salatiel Marrufo Alcántara presionó a los funcionarios de su sector para que cuatro proyectos ubicados en el distrito de Cumba, en la provincia de Utcubamba, en la región Amazonas, fueran considerados en el Decreto de Urgencia 102-2021 que firmó el presidente Pedro Castillo el 29 de octubre del 2021.

Elvis Ramos Guevara, alcalde distrital de Cumba, lugar de nacimiento de Salatiel Marrufo, confirmó a La República que el exjefe del Gabinete de Asesores lo “ayudó” a conseguir el financiamiento para 4 proyectos de obras públicas por 4,9 millones de soles.

“Salatiel Marrufo es de Cumba, y es un pueblo pequeño. Acá todos nos conocemos porque es un pueblo pequeño. Todos somos amigos acá en Cumba, no solamente Salatiel Marrufo, sus hermanos también”, dijo el alcalde.

Salatiel Marrufo es investigado por los fiscales contra la corrupción del poder por haber sido parte de ‘Los Chiclayanos’, un grupo de paisanos y amigos muy cercanos al presidente Pedro Castillo, que aprovecharon su cercanía a este para dirigir obras públicas en su beneficio.

Marrufo trabajó durante casi todo lo que va del Gobierno de Castillo para el exministro de Vivienda Geiner Alvarado López, quien junto con el jefe del Estado firmó el Decreto Supremo 102-2021 para financiar un centenar de proyectos. Entre estos había 20 seleccionados por ‘Los Chiclayanos’, por casi 70 millones de soles. En esta veintena, están comprendidas las 4 obras que Salatiel Marrufo logró para Cumba.

El exjefe de asesores del Ministerio de Vivienda usó sus influencias para que el distrito de su nacimiento obtuviera 4 proyectos de agua potable, saneamiento y otros, en lugar de otras localidades.

Al igual que Marrufo, otro miembro de ‘Los Chiclayanos’, el alcalde de Anguía, Nenil Medina Guerrero, logró 5 proyectos por alrededor de 10 millones de soles. Medina manipuló las licitaciones de las obras públicas para luego cobrar a los empresarios sobornos de 10% por cada adjudicación.

Salatiel Marrufo no acepta entrevistas, pero el burgomaestre de Cumba sí habló.

Elvis Ramos visitó a su paisano Salariel Marrufo en el Ministerio de Vivienda hasta en tres ocasiones: el 17 de febrero, el 5 de mayo y el 14 de junio de este año. Elvis Ramos confirmó a La República que es amigo de Marrufo.

El burgomaestre Ramos negó actos de corrupción en la adjudicación de los cuatro contratos por 4,9 millones de soles que le facilitó su paisano Marrufo. Sin embargo, este diario encontró indicios de presuntas irregularidades.

-Los integrantes de los comités de licitación de las 4 obras son los mismos, todos escogidos por el propio alcalde Elvis Ramos, como sucedió con el caso de Anguía.

-Una de las empresas ganadoras, Lenus SAC, es de propiedad de Leyder Núñez Sigüeñas, sobrino de Fermín Silva Cayatopa, dueño de la Clínica La Luz, hombre de confianza del presidente Castillo. Durante el Gobierno de este, Núñez ha conseguido 30 contratos con el Estado.

-La constructora Arled SAC, que también obtuvo un contrato, está representada por Juan Bergaray Quintana, quien también trabaja para Lenus SAC, cuyo dueño es el sobrino del amigo del jefe del Estado.

-Las empresas Marrufo Ingeniería y Construcción y Rois Obras Civiles, cuyo dueño es Henry Marrufo Delgado, ganaron en Cumba dos contratos por 1,8 millones de soles. Henry Marrufo sería miembro de la familia del exjefe del Gabinete de Asesores Salatiel Marrufo Alcántara.

Todos los indicios apuntan a que en la adjudicación de las obras públicas en el pueblo de Salatiel Marrufo hubo favorecimiento.

El alcalde Elvis Ramos defendió a su amigo Salatiel Marrufo: “Nos están satanizando porque Salatiel Marrufo es de Cumba y es un hijo de campesinos. Si usted visitara el pueblo de Saltatiel Marrufo, se desmaya. El pueblo es un centro poblado que se llama Miraflores, no tienen agua, desagüe y no hay telefonía. Viven en condiciones infrahumanas”, dijo Ramos de su amigo Marrufo, uno de ‘Los Chiclayanos’.

A pedir de boca

Los cuatro contratos de las obras públicas en el distrito de Cumba fueron adjudicados a empresas bajo sospecha.

Fuente La República

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × dos =

Translate »