El alcalde de la Municipalidad Distrital de Ticapampa, en la región Áncash, Rafael Azaña Salinas, fue condenado a cinco años de prisión efectiva por el delito de colusión al haber cometido irregularidades en la adjudicación de la construcción de una institución educativa.

El Cuarto Juzgado Penal Unipersonal Permanente Supraprovincial de la Corte Superior de Justicia de Áncash ordenó su captura e internamiento en el penal de Huaraz, luego de hallarlo culpable como autor del delito contra la administración pública, en la modalidad de delitos cometidos por funcionarios públicos, en la forma de colusión en agravio del Estado.

Azaña Salinas fue acusado de confabularse con sus funcionarios a fin de otorgar la buena pro al Consorcio Imvaslo SAC – WCEX EIRL, encargado de ejecutar la obra de mejoramiento de los servicios educativos del colegio Nuestra Señora del Pilar Ticapampa, valorizado en más de S/10 millones. Pare ello, se declaró en situación de emergencia la escuela a fin de eludir un proceso de selección conforme a la Ley de Contrataciones del Estado.

Tras evaluar las pruebas, el juez anticorrupción Yoel Jesús Jove Ruelas dispuso la inhabilitación de Azaña Salinas para ejercer la función pública por un periodo de cinco años y el pago de S/5 millones por el concepto de reparación civil, suma que deberá ser pagada solidariamente con sus cómplices, una vez que se confirme su sentencia.

La condena efectiva también alcanza a los empresarios Pedro Sánchez Castañeda e Yrineo Renzo Pérez Carranza, como cómplices extraneus por el delito colusión.

La Policía Judicial de Áncash ha iniciado la búsqueda de la autoridad municipal y de los otros procesados, quienes desde ayer se encuentran prófugos de la justicia.

Fuente El Comercio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »