Reanudar el asfaltado de la carretera Moquegua-Omate-Arequipa aún es una incertidumbre. El Consorcio Vial Sur, integrado por las empresas (OHL-Cosapi) a cargo de asfaltar los 118.5 kilómetros por 410 millones de soles, paralizó su labor con 12% de avance. Después presentó una medida cautelar aduciendo deficiencias para continuar con el proyecto.

El director de Infraestructura de Provías Nacional, Franck Flores Flores, confirmó que un árbitro definirá la situación de la obra vial. Entre los inconvenientes que se reportaron, estaba la falta de liberación de restos arqueológicos en un tramo y llegar a un acuerdo con la comunidad de Huasacache por unos 6 kilómetros de terreno, por donde cruza la carretera.

Frank Flores aseguró que todo está saneado porque se ha pagado a la comunidad y se ha concluido con la verificación y rescate de los restos. Además, se han reubicado los postes de alumbrado público. En su opinión, ya no hay razón para que el consorcio pretenda abandonar los trabajos.

El fin de semana, los funcionarios de la contratista y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, así como autoridades de la provincia Sánchez Cerro y pobladores, realizaron una visita a varios sectores de la vía.

Flores informó que se ha levantado el acta para derivar un informe al árbitro asignado de la Universidad Católica de Lima y, con base en esta documentación, debe pronunciarse en una semana. El procurador del MTC, David Ortiz, indicó que, en caso fuera desfavorable, tomarán acciones legales para hacer cumplir la carta fianza.

Indicó que las empresas a las que se les adjudicó son responsables y serias, y espera no entrar a proceso por pequeñas observaciones.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − dos =

Translate »