La Municipalidad Provincial de Arequipa no solo compró la piedra laja para la obra Jerusalén-San Juan de Dios con precio “inflado”.

También permitió el incremento del precio de otros cinco insumos. Así lo puso en evidencia la Contraloría General de la República en un nuevo informe.

De acuerdo a la verificación realizada del 23 de septiembre al 22 de octubre de este año, hay sobrecostos que generaron el desbalance en el presupuesto para la ejecución de la obra. Esta ha pasado de S/ 19 103 000 a S/ 27 894 000 en menos de once meses de construcción.

Por ejemplo, la unidad de tubo de fierro negro, cuyo precio de acuerdo al expediente técnico era de 42 soles, finalmente se adquirió a S/ 85.

El precio por tubería de PVC era de 18.80 soles, se compró a 23.10 soles. El pegamento para tubería se compró a S/ 85, cuando se había cotizado a S/ 50.32. Similar incremento hubo en el tubo de fierro galvanizado. Su precio, según expediente, era de 90 soles, pero lo adquirieron a S/ 122. Hasta la pintura esmalte se incrementó de 38 a 55 soles.

La Contraloría, además, confirmó lo publicado por La República a inicios de semana: que hubo un incremento sustancial en el precio de la piedra laja, la cual estaba cotizada en 70 soles el metro cuadrado, pero fue vendida al municipio provincial a 139 soles.

Obreros no avanzan

Otro hecho saltante que advierte la Contraloría, y ha sido denunciado en varias oportunidades por los vecinos de la zona, es el lento avance de la obra.

En el expediente técnico, se consideró que una cuadrilla de trabajadores, que está compuesta por un operario y un peón, debía avanzar 50 metros cuadrados al día. Sin embargo, la realidad en el campo demuestra que el avance apenas es de 5.50 metros cuadrados.

Cuando la construcción comenzó, se dijo que concluiría el 30 de noviembre, pero ahora, según el expediente de ampliación presupuestal y de plazo, culminará el 30 de mayo de 2020.

El expediente de ampliación que el residente de obra, Eduardo Málaga Valverde, alcanzó al subgerente de Obras Públicas de la comuna, Edward Pinto Salas, no consigna las fichas de campo, reportes de control de rendimientos, ni nada que sustente el lento avance de los obreros.

El ente de control elaboró un cuadro de la variación del costo de la obra Jerusalén-San Juan de Dios y detalló que el adicional por partidas fue lo que más hizo incrementar el presupuesto. Asciende a 12 457 000 soles. Pese a esa importante cifra, la municipalidad no sustentó en su expediente técnico reportes u otros documentos para el incremento.

Municipio provincial no tomó acciones

La Contraloría, en el informe, también expone que advirtió de varios riesgos y situaciones adversas en dicha obra a la comuna provincial. Sin embargo, esta no tomó acciones correctivas.

El primer informe fue alcanzado el 19 de diciembre del 2018, advirtiendo del atraso de la obra y que esta se llevaba a cabo sin inspector. El ente señala que, al 18 de octubre de este año, la obra recién cuenta con supervisión.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − dieciseis =

Translate »