Tras una evaluación e inspección a la obra del Instituto Superior Pedagógico Benigno Ayala Esquivel, ubicado en el distrito y provincia de Cangallo, la Contraloría General de la República encontró una serie de irregularidades que perjudican el avance de la obra y que a la larga, traerá problemas a los estudiantes y población local que hace uso de estas instalaciones.

El centro, que fue construido para formar profesionales en educación, tiene como costo de inversión más de 20 millones de soles.

La primera observación que se hizo es con relación al personal clave propuesto por el contratista y por la supervisora de la obra. Se detectó que no vienen participando en la ejecución de la obra, según la programación comprometida y aprobada.

Es decir, se viene incumpliendo el contrato firmado; lo cual, podría comprometer la buena ejecución y calidad de la obra, señala La Contraloría, en su informe de control N° 4150-2022.

Asimismo, la contratista viene ejecutando la obra sin adoptar todas las medidas de protección individual y colectiva en la obra.

Además, se viene almacenando materiales de construcción de forma inadecuada, sin realizar la limpieza necesaria en la obra.

Para la Contraloría, esta situación pone en riesgo la integridad física de los trabajadores y comprometen la calidad de los materiales y la producción en obra; sin embargo, pese a ello, la autoridad local, permite la ejecución de la misma, como si nada estaría ocurriendo.

SITUACIÓN DE LA OBRA FUE OBSERVADA EN INFORME

El informe detalla que, para la semana del 18 al 22 e julio, el contratista tenía prevista la participación de los especialistas en estructura, arquitectura, geotecnia, instalación mecánica eléctrica, tecnología de la información y comunicaciones, y ambiental, sin embargo, la contraloría detalló que la mayoría de profesionales no asistió.

Lo mismo sucedió con el personal de la supervisión que, en esos cinco días, asistieron solo en un par, mientras otros nunca asistieron como el especialista en geotecnia, información, ambiental y en arqueología.

Es decir, estos profesionales, debieron asistir durante los 5 días programados; sin embargo, jamás se presentaron, mientras otros solo fueron por un par de días, incumpliendo el contrato y generando gastos innecesarios, debido a la no presencia de este grupo de profesionales.

De la misma forma, la contraloría señaló que en dicha obra del instituto pedagógico de Cangallo, los trabajadores u obreros, vienen arriesgando sus vidas, ya que no utilizan las implementos de seguridad, de acuerdo a lo establecido en las normas.

El contrato, firmado el 21 de diciembre del 2021, indica que, las obligaciones del contratista son de suministrar a los trabajadores las condiciones más adecuadas de salubridad e higiene, así como la obligación de velar por la seguridad de los trabajadores durante la ejecución de la obra, brindando el equipo y material necesario para tal efecto.

No obstante, durante la inspección de control del 18 al 22 de julio pasado, se advirtió situaciones irregulares, relacionadas a mal uso de equipos de protección individual, colectiva, el orden y limpieza de la obra y almacenamiento de algunos materiales.Sin embargo, lo más preocupante, es haber encontrado deficiencias en la infraestructura misma del instituto como las cangrejeras en las columnas de ingreso al recinto que fueron originadas por la segregación del concreto en el encuentro entre la viga y la columna.

En el techo de la obra, se observa restos de teknopor, piezas de ladrillos rotos, bolsas plásticas, cartones y suciedad que forma parte del vaciado de la viga de concreto.

Además, en otra imagen se ve como la viga se reduce y no continúa de forma directa, generando problemas en la infraestructura.

También, las columnas presentan deformaciones en sus caras laterales y que podrían afectar toda la infraestructura, por lo que La Contraloría, advierte de estos hechos y recomienda las correcciones inmediatas a fin de no perjudicar el presupuesto destinado para esta obra.

El informe fue notificado al gobernador regional, Carlos Rua, para que adopte acciones correctiva a fin de que la obra pueda cumplir los objetivos trazados en el inicio del proyecto con código único de inversiones N. ° 2230603.

Fuente Diario Correo

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 5 =

Translate »