cateriano310Lima, ago. 01 (ANDINA). El ministro de Defensa, Pedro Cateriano, descartó hoy que exista un supuesto secretismo en los procesos de compra de material bélico y precisó que estas adquisiciones se hacen de gobierno a gobierno, a efectos de evitar interpretaciones sobre supuestas “corruptelas”.

Al responder un pliego interpelatorio en el Congreso, precisó que el marco legal para ese procedimiento no ha sido modificado por el Gobierno actual.

Cateriano fue consultado sobre un supuesto retorno a la “cultura del secretismo”, expresado en el Decreto Legislativo 1129, que regula el Sistema de Defensa Nacional.

Rechazó que exista tal práctica en la adquisición de material militar, ya que decir eso implicaría “dejar entrever que el país ha iniciado una carrera armamentista”.

“Eso no sólo contraría la posición de Perú, sino que es peligroso”, indicó Cateriano.

De igual manera, Cateriano negó haber vulnerado algún precepto de reserva al difundir informaciones sobre el equipamiento militar disponible en el país.

Por el contrario –anotó–, el expresidente Alan García en su mensaje por Fiestas Patrias del 2010 dio cuenta de compras y del tipo de armamento adquirido. Para sustentar su afirmación, difundió un vídeo de dicha sesión ante la representación nacional.

En otro momento, Cateriano afirmó que los derechos de los pensionistas de las Fuerzas Armadas no son vulnerados por los alcances del Decreto Legislativo 1133, que ordena el sistema previsional de dicho sector.

Señaló, en ese sentido, que las pensiones se han incrementado de acuerdo con la situación de cada beneficiario y que se mantiene la prerrogativa de estos de recibir atención médica.

En cuanto a la consulta sobre el personal militar destacado en el Vraem, dijo que antes de su traslado este es capacitado para actuar bajo presión, así como en aspectos técnicos y operativos; proceso que dura seis meses.

Negó que exista una política de maltratos en los cuarteles y aseveró que eso no está permitido y cuando se detecta algún abuso, los responsables son castigados y se les denuncia penalmente.

“Se vela por el bienestar de todo el personal”, aseguró el ministro.

Fuente Andina

Translate »