Los regidores de la MPCh aseguraron que las explicaciones de gerente municipal no son convincentes respecto a la contratación de extrabajadores de la empresa familiar del burgomaestre.

Mientras el gerente general de la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh), Eleazar Torres, aseguró que no se vulneró la norma al contratar a extrabajadores de la empresa familiar del alcalde Marcos Gasco, los regidores exigieron que presente los medios probatorios que avalen sus declaraciones.

Luego de la denuncia de los concejales respecto a que exempleados del restaurante Ventarrón prestaron servicios específicos en la subgerencia de Promoción de la Familia, el funcionario municipal aseguró que los contratos se realizaron conforme a la Ley de Contrataciones del Estado.

Sin embargo, estas explicaciones no convencieron a los concejales Percy Espinoza, Orlando Puell y Jony Piana.

“Es antiético”

En ese sentido. Espinoza pidió que la comuna demuestre la correcta contratación con documentos, como por ejemplo, la orden de servicio, currículo e informes del cumplimiento de la prestación del servicio.

Por su parte, Jony Piana aseveró que más extrabajadores de la citada empresa habrían laborado para la comuna. Es por eso que pidió que el burgomaestre responda al pueblo chiclayano y no solo sus funcionarios.

“El alcalde tiene que dar la cara y con pruebas en mano explique este problema”, enfatizó el munícipe.

A su turno, Orlando Puell enfatizó que desde el punto ético, son hechos cuestionables que lindan de lo moral por un presunto favorecimiento a exempleados.

“El gerente asegura que la empresa no es del burgomaestre, sino de su familia, sin embargo, no existe ninguna diferencia. Es antiético”, enfatizó.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × cinco =

Translate »