La Contraloría halló presunta responsabilidad civil y penal en siete exfuncionarios del Proyecto Especial Chira Piura, tras detectar supuestas irregularidades en la contratación y ejecución de la obra de rehabilitación de la línea de impulsión del sifón Samán, ubicado en el distrito de Marcavelica, Sullana.

Según el ente auditor, en su informe de control posterior, los exfuncionarios tendrían responsabilidad del pago sobrevalorado de horas máquina, y de duplicidad en la mano de obra, así como la adjudicación y firma del contrato con la empresa Cosapi, sin que esta haya entregado la documentación requerida.

Se concluyó que tres de los extrabajadores tendrían responsabilidad penal.

LAS OBSERVACIONES

La Contraloría señala que tras un primer informe emitido en octubre del año pasado, procedieron a elaborar el informe de control posterior 053-2018, para determinar si la mencionada obra se realizó conforme a la normativa.

Los resultados de este control posterior arrojaron tres observaciones.

La primera es que la contratación directa por causal de “situación de emergencia”, se realizó al margen de la normativa, al admitir y calificar la propuesta del contratista que no cumplió con los requisitos técnicos mínimos respecto al personal; ocasionando favorecimiento al adjudicarle la buena pro que no correspondió y, además, se suscribió contrato pese a que este no presentó el total de documentación requerida.

Agrega que la situación descrita “ha ocasionado el favorecimiento al contratista, al adjudicarle la buena pro que no le correspondió y, además, se suscribió el contrato pese a que este no presentó la documentación requerida, y se regularizó por causal de situación de emergencia, fuera del plazo establecido en la normativa”.

Según el equipo auditor de la Contraloría, el gerente general, Juan Luis Silva García; el jefe de Asesoría Jurídica, Juan Francisco Tineo Salvatierra; y el del Área de Abastecimientos y Servicios Auxiliares, Eduardo Arreátegui Ruiz, habrían tenido presunta responsabilidad.

SOBREVALORACIÓN

Otra de las observaciones que señala la Contraloría es la aprobación del expediente técnico de rehabilitación de la línea de conducción de agua del sifón Samán, con sobrevaloración de horas máquina y duplicidad de mano de obra, que ocasionó perjuicio económico a la entidad por más de 242,000 soles.

Sobre este punto, la Contraloría señala que se ha evidenciado la aprobación del expediente técnico, pese a que se consideró horas máquina del camión volquete, “sobrevalorado por 178,692 soles, así como la duplicidad de la mano de obra en el análisis de costos unitarios correspondiente a la partida 05.02 instalación de geomembrana de 2 mm por 63,475 soles conllevando a la cancelación de partidas en valorización única por 242,168 soles que no correspondieron.

Aquí encontró presunta responsabilidad, además de los antes mencionados, de Carlos Augusto Cruz Cabrera, especialista en Estudios y Proyectos; y de Marcelo Olivos Farro, director de Estudios y Medio Ambiente del Chira Piura, así como de Manuel Gregorio Sandoval Juárez, director de Obras; y Edgard Emilio Huamán Ipanaqué, ingeniero supervisor de la obra.

La tercera observación que menciona la Contraloría, señala que el canal de 10 m/3 con una inversión de 3 millones 886 mil 117 soles, no contó con el sustento técnico que garantice la demanda necesaria para la irrigación de tierras de cultivo, afectando la eficiencia, eficacia y la recuperación del servicio.

La consecuencia fue que dicho canal no logró satisfacer la demanda necesaria para irrigar las hectáreas de cultivo ubicadas aguas abajo del sifón Samán, afectando la recuperación del servicio.

RECOMENDACIONES

Tras este informe de control posterior, la Contraloría emitió cinco recomendaciones.

La primera es emitir el informe al órgano instructor competente de la Contraloría, para fines del inicio del procedimiento administrativo sancionador, respecto de los funcionarios y servidores comprendidos en los hechos expuestos en el informe.

También comunicar al titular de la entidad, que es competencia legal exclusiva de la Contraloría, el deslinde de la responsabilidad administrativa funcional de los servidores, comprendidos en las observaciones.

Recomienda también poner en conocimiento de la Procuraduría Pública, encargada de los asuntos judiciales del Gobierno Regional de Piura, el informe para que inicie las acciones legales contra los funcionarios y servidores comprendidos en los hechos observados.

“Al gerente general del PECHP disponga a quien corresponda, establezca como mecanismo de control, la aplicación de una ficha de revisión de carácter obligatorio por parte del órgano encargado de las contrataciones, en la que, quien corresponda, consigne y valide la documentación que sustente el requerimiento, la elaboración de las bases, la evaluación de ofertas y otorgamiento de buena pro, y el perfeccionamiento del contrato”, detalla la Contraloría.

Además, que incluya la identificación, cargo del responsable y fecha en que efectuó la revisión en cada etapa señalada, ficha de revisión que formará parte del expediente de contratación.

Finalmente, “al gerente general del Proyecto Especial Chira Piura, disponga a quien corresponda, la implementación de un lineamiento interno que refuerce la elaboración y la revisión del expediente técnico previo a su aprobación, que contenga las exigencias requeridas durante sus fases, incluido los presupuestos estructurados con los sustentos y estudios adecuados”.

Cabe señalar que tras la rotura del sifón Samán por las crecientes a consecuencia de las lluvias en el 2016, el Consejo Regional declaró en “situación de emergencia” dicha infraestructura, a fin de atender la necesidad de riego del valle.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − 17 =

Translate »