La paralización de las inversiones por parte de la Cooperación Suiza y los hechos de corrupción en la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh), que empañaron el desarrollo del proyecto Chiclayo Limpio, conllevó a que el contralor general de la República, Nelson Shack Yalta, anuncie su intervención integral a través del nuevo modelo de control concurrente y con la dirección de un equipo multidisciplinario.

“El caso de la planta de transferencia (componente del proyecto) es uno de las cientos de obras que están paralizadas en el país por diferentes razones, vinculadas a conflictos y controversia. Esta obra no debe estar en esa situación al contar con recursos de la cooperación internacional, es decir, problemas de dinero no tiene. Empero, se necesita un análisis técnico legal, como es una pericia. Se espera que la próxima semana se pueda resolver”, explicó Shack al término de la inspección en la planta de transferencia, la que se ubica a la altura de la carretera al distrito de San José y que está paralizada desde setiembre de 2018 por la falta de pagos y en medio de supuestos actos de corrupción.

En este contexto, es preciso indicar que el 5 de abril de 2013 el exalcalde de Chiclayo, Roberto Torres Gonzales, firmó un convenio con la Cooperación Suiza – SECO para ejecutar el proyecto “Chiclayo Limpio”. La inversión de este organismo internacional es de 60 millones de soles para la gestión integral de los residuos sólidos.

Mejorar las condiciones de vida de la población, promocionar la economía local del turismo y la protección del medio ambiente fueron los objetivos que asumió la Cooperación Suiza, el Ministerio del Ambiente, Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI) y la municipalidad de Chiclayo con este proyecto.

El término del proyecto se fijó en un primer momento para el 2016, para luego ampliarse al 2018. En ambas fechas el ayuntamiento incumplió.

El caso

En ese sentido, Shack Yalta informó que en la reforma del sistema de control se impulsa un nuevo modelo de control más concurrente y efectivo. “Por ejemplo, en esta obra (planta de transferencia) no podría realizarse una auditoría por estar en ejecución, además es un control posterior”, enfatizó.

Asimismo anotó que con el nuevo modelo de control que ya funciona en el proceso de la reconstrucción con cambios se ordenará que se efectúe la acreditación de una comisión para que el proyecto Chiclayo Limpio ingrese al control concurrente. “Se convocará a profesionales capacitados para que presten su apoyo técnico y poder informar las autoridades”, afirmó.

Incluso remarcó que uno de los principales inconvenientes que tiene Chiclayo es la basura, por tanto este proyecto es fundamental para solucionar el problema de la gestión de residuos sólidos.

En ese sentido dijo que en los próximos días, la Contraloría emitirá una acción de control del operativo nacional realizado con el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) respecto al tema de los residuos sólidos y en el que se identificarán responsabilidades.

Evaluación

Cuando se le consultó qué sucedería si la Cooperación Suiza se retira del proyecto en el mes en curso, Shack respondió que si ello sucede con la ayuda internacional, el proyecto quedará desfinanciado.

“Que la Contraloría realice el control concurrente, eso debe ayudar a recuperar la confianza de los inversionistas”, precisó.

Explicó que este sistema implica que se realice un acompañamiento sistemático hasta que termine la obra completa, lo que tomará dos años aproximadamente, pues es un proyecto con varios componentes.

Con relación al procedimiento sancionador a funcionarios y servidores municipales que habrían cometido irregularidades en el referido proyecto, sostuvo que la Contraloría puede inhabilitarlos hasta con cinco años de la función pública en el marco de una auditoría; sin embargo, añadió, por ahora no puede desarrollarse.

Aunque destacó que lo importante es destrabar la obra de la planta de transferencia y así entre en operación.

Peritaje

Líneas seguidas enfatizó que existe una controversia entre el ayuntamiento y la empresa CRD por el caso de las valorizaciones, por lo que se ejecutaría un peritaje, el que estaría a cargo del Colegio de Ingenieros para determinar el valor real de las mismas.

“Si hay un acuerdo se realizará una conciliación y si no se llevará a cabo un arbitraje”, subrayó.

Incluso indicó que se envió un proyecto de ley al Congreso por el caso de las obras paralizadas por seis meses a fin de lograr que se destraben y el Estado pueda recuperar el control de las mismas, lo que tomaría tres meses si hay un acuerdo o un mes si no lo hay entre las partes.

CLAVE

Dato. La planta de transferencia registra un avance físico del 39% y 20% en el tema financiero. La empresa CRD reclama a la municipalidad de Chiclayo el pago de un millón 800 mil soles. Se informó que la MPCh solo canceló tres millones de soles a la contratista por los trabajos.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × uno =

Translate »