banner

Ante la Comisión COVID-19 del Congreso, el contralor Nelson Shack informó ayer que Contraloría General de la República del Perú no puede realizar “un control previo” sobre el proceso de negociación y contratación del Estado peruano para la compra de las vacunas contra el coronavirus debido a que no cuenta con el marco legal adecuado.

 “Todos (los procesos) tienen cláusulas de confidencialidad y, por lo tanto, la Contraloría tampoco puede acceder a esa información. Una vez que se firmen los contratos y se empiece a pagar y a desplegar, podremos iniciar nuestras acciones de control posterior”, precisó.

Adelantó que ya ha solicitado al Minsa los documentos que sustentaron la elección para contratar al laboratorio Sinopharm con el fin de “deslindar responsabilidades” por la demora en la entrega de vacunas.

Fuente Diario Correo

Translate »