A poco más de dos meses de ser designada como regidora, Flavia Paulina Quillahuamán Almirón, se encuentra envuelta en una investigación por actos de corrupción. La concejal es parte de la nueva gestión del distrito de Echarati, provincia de La Convención, Cusco. La mañana de este viernes, la Policía Anticorrupción la detuvo por el presunto delito de colusión agravada.

La operación se realizó en mérito a la orden emitida por el Octavo Juzgado Especializado en Delitos de Corrupción Funcionarios la Corte Superior del Cusco. Esto debido al pedido de detención preliminar de 72 horas presentado por el fiscal Percy Chihuantito, quién lleva a su cargo el caso.

De acuerdo a las indagaciones de la Fiscalía, Quillahuamán Almirón abusó de su puesto como regidora para direccionar el alquiler de camionetas para el municipio distrital. Para esto la funcionaria envió cartas de recomendación con su firma al área de Logística de la comuna de Echarati en favor del proveedor Javier Waldo Uscamayta Cruz.

Al respecto, el fiscal anticorrupción Neper Pinares detalló que gracias a la intercesión de la regidora, el proveedor obtuvo la buena pro. Asimismo, aseveró que Uscamayta Cruz está incluido en las investigaciones y que tiene una orden de detención en su contra.

Por otra parte, el fiscal detalló que aún están realizando las diligencias respectivas y que evalúan pedir 09 meses de prisión preventiva contra la regidora. Ello dependerá a las pruebas que puedan recabar en las próximas diligencias.

Fuente La República

Translate »