La vacancia vuelve a tocar la puerta del alcalde provincial de Anta, Wiliam Loaiza Ramos. Quieren sacarlo porque habría violado el artículo 63 de la Ley Orgánica de Municipalidades, al contratar a empresas con impedimento.

La solicitud inicial fue desestimada por el pleno de regidores. Sin embargo, el 16 de febrero, el ciudadano Alberto Cusirimay Mamani presentó una reconsideración con una nueva prueba.

Se trata del “Compromiso de acuerdos de partes” del 15 de agosto del 2018 suscrito entre Loaiza Ramos y el proveedor edil Wilman Villalobos Meléndez. Este documento es la principal carta de la oposición para sacar al burgomaestre de Anta. Buscamos la versión del alcalde desde el jueves sin resultados.

El documento

El “acuerdo privado” tiene cinco cláusulas. En la primera señala que Villalobos “se compromete a aportar S/ 150 000 a la campaña electoral del favorecido”. En la segunda, especifica que “el favorecido con el aporte se compromete a honrar el préstamo”.

Al final del documento aparece el nombre y número de DNI de Villalobos, acompañado de una firma y huella dactilar. Al costado, escrito a mano, el nombre, número de DNI y firma del alcalde.

Según el gerente municipal, Rosendo Baca Palomino, el documento es falso. Anunció un peritaje de parte.

Baca es mencionado en el texto. Plantean su designación como funcionario para garantizar la devolución.

El viernes ingresaron tres denuncias contra Cusirimay por falsificación de documentos y difamación. El alcalde lo denunció por el delito contra la fe pública en la modalidad de falsificación de documentos. Loaiza rechaza en su denuncia todas las acusaciones. “Nunca mantuve una conversación con el señor Wilman Villalobos con la finalidad de favorecerlo”, se lee en la denuncia.

También interpuso una querella por difamación. Rosendo Baca hizo lo mismo.

Las autoridades fiscales y judiciales determinarán si la firma del alcalde fue falsificada.

Contratos en la mira

Cusirimay adjuntó también cinco contratos de la municipalidad a favor del presunto aportante de la campaña Wilman Villalobos. Contraloría observó dos licitaciones de más de 3 millones de soles para el mantenimiento de caminos vecinales.

La adjudicación tiene visos de irregularidad porque se vulneró la Ley de Contrataciones, que prohíbe que familiares de trabajadores ediles hasta el segundo grado de consanguinidad participen en licitaciones. Wilman es hermano de Rony Villalobos, quien cuando se firmó los contratos era servidor de confianza del alcalde de Anta.

El gerente municipal Rosendo Baca informó que las observaciones de Contraloría fueron elevadas a OSCE para que defina si el empresario estaba impedido de contratar. Paralelamente iniciaron un proceso administrativo sancionador al comité de selección e iniciaron un proceso para la resolución del contrato. “Es responsabilidad de la empresa contratante si hubiera algún tipo de ocultamiento de información o falta de veracidad”, apuntó.

Los pagos a dos hermanos en Anta

Un dato interesante es que Wilman Villalobos recién empezó a ser proveedor de la municipalidad de Anta en la gestión del actual alcalde Wiliam Loaiza. Giró entre 2019 y 2020 un total de S/ 49 mil 500: S/ 16 mil 500 en 2019 y S/ 33 mil en 2020, según el registro de proveedores del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Además, es proveedor en otras localidades. El nombre comercial de su empresa es Multiservicios la Solución.

De igual forma, su hermano Ronny Villalobos fue proveedor como obrero, cotizador e inspector de tránsito.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + diecinueve =

Translate »