Las compras por emergencia sanitaria que hace la Municipalidad Provincial de Trujillo están en la mira. La gestión de Daniel Marcelo adquirió artículos de protección y de trabajo para empleados del Servicio de Gestión Ambiental (Segat) que estarían sobrevalorados y no cumplirían con las especificaciones técnicas requeridas, informó la comisión de regidores encargada de revisar estas adquisiciones.

DETALLES

En sesión de concejo, Andree Gallo, presidente de este grupo de trabajo, señaló que inspeccionó, junto a los regidores Hernán Aquino, Sergio Vílchez y Jorge Rodríguez, el almacén del Segat, ubicado en la cuadra 13 de la avenida América, para revisar las compras por S/ 124,819.50 a favor de la empresa Vasrom E.I.R.L.

Indicaron que tras verificar las adquisiciones, consultaron precios de reconocidas tiendas y detectaron presuntos sobrecostos.

Una de las observaciones es que la comuna compró 500 pares de botines de seguridad por S/ 88 el par, pero su precio real sería S/ 65. “Se presume que se estaría sobrevalorando en S/ 11,500 la compra de esos botines”, dijo Gallo.

La venta de 140 espátulas también están bajo sospecha. La comuna las adquirió a S/ 13.80 cada una, cuando los regidores encontraron el mismo producto por S/ 6.50. Además, se obtuvieron 25 palanas tipo cuchara por S/33.50 la unidad, pese a que su costo iría entre los S/20.90 y S/29.90.

También se consiguieron 500 pares de guantes por S/ 13.50 el par y 500 lentes de seguridad por S/ 11.80. No obstante, en otros establecimientos, se hallaron los mismos productos por S/ 7.08 y S/ 8.20, respectivamente.

La compra de 30 carretillas tipo ‘Buggi’ también están en la mira, debido a que el municipio pagó S/ 195 cuando en un reconocido establecimiento comercial, de donde incluso habrían copiado la descripción del producto, está a S/ 149.90. “La descripción de este elemento que tiene Promart en su página web curiosamente es exactamente la misma descripción que está en las especificaciones técnicas que elaboró Servicios Generales (del municipio). No sé quién se copió de quién”, dijo.

HAY MÁS

Estas no son las únicas irregularidades halladas durante la fiscalización. El municipio también recibió productos distintos a los comprados y que no cumplirían con las especificaciones técnicas.

La comisión corroboró que las 140 espátulas recibidas eran de 3 pulgadas, cuando el acta de recepción decía que se compraron de 9.5 pulgadas.

Igualmente, no se corroboró que los 500 lentes protectores tengan las características solicitadas, es decir resistencia a rayos ultravioletas, antirayaduras, antideslizantes y antiempañantes.

También se recepcionaron 400 escobas de paja de 1.2 kilogramos de peso, cuando el acta de recepción daba cuenta que deberían tener entre 1.24 y 1.6 kilogramos.

Las 30 carretillas y los 400 recogedores galvanizados tampoco cumplían las especificaciones técnicas estipuladas en la compra.

A FISCALÍA

El informe de esta comisión fue aprobado en sesión de concejo y, en los próximos días, será derivado a la Procuraduría, que deberá denunciar los hallazgos en la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios y la Contraloría.

Andree Gallo consideró que la licitación debe ser observada debido a que, por el tiempo, no se logró revisar la compra de detergentes, botellas de agua, bidones para agua, cascos de seguridad, linternas recargables, bicarbonato de sodio, entre otros productos que incluían la compra que se hizo para el Segat.

“No hemos podido establecer de cuánto sería el perjuicio total porque no hemos podido analizar toda la compra (S/ 124,819.50)”, precisó.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

11 − 1 =

Translate »