El amigo del presidente Pedro Castillo, Alejandro Sánchez Sánchez, dueño de la casa del jirón Sarratea (Breña), recibió más de medio millón de soles de la empresa del también chotano José Uribe Fernández Inga, quien durante este gobierno contrató más de siete veces con el Estado y ganó un total de S/3′228,158.

Esta extraña transacción figura en los movimientos financieros de Alejandro Sánchez que están en manos de la Comisión de Fiscalización del Congreso y a los que accedió Perú21.

El grupo de trabajo presidido por Héctor Ventura (Fuerza Popular) investigó las reuniones clandestinas de Castillo en el despacho paralelo de Breña y recomendó, en junio, acusar constitucionalmente al mandatario por incurrir en los presuntos delitos de organización criminal, negociación incompatible y aprovechamiento indebido del cargo.

EL AMIGO CHOTANO

Un nuevo personaje sale a la luz. José Fernández Inga nació hace 41 años en Anguía (Chota, Cajamarca) y es afiliado a la organización política Fe en el Perú, creada por Álvaro Paz de la Barra y cuya inscripción está en proceso.

Según registros de la Sunat, Fernández aparece como gerente o titular de siete empresas, de las cuales dos se mantienen habilitadas para contratar con el Estado.

Una de sus compañías es Corporación Chemicals S.A.C., que depositó un total de S/549,000 a favor de Alejandro Sánchez. El dinero se envió en nueve transacciones y se realizó en menos de diez minutos. La primera fue a las 7:33 p.m. y la última a las 7:45 p.m. Este diario llamó a Sánchez, pero el amigo del presidente no respondió.

Corporación Chemicals fue creada en 2017 y se dedica a la venta de equipos médicos, pero la bonanza económica llegó recién en los últimos años y se acentuó durante el gobierno de Castillo.

Con el profesor en el poder, José Fernández contrató con el Estado por S/2′131,500, pero eso no quedó ahí.

También se llevó órdenes de servicio y cobró S/1′096,658. En total ganó, en menos de un año, S/3′228,158.

Otra empresa de Fernández es Bio Chemicalss S.A.C. Esta firma fue creada en febrero de 2021 y fue dada de baja el 3 de agosto de este año; no obstante, en su corto periodo de vida se llevó S/448,278.90 en contratos.

El dominical Cuarto poder, que también difundió la información, contactó con José Fernández Inga, pero el empresario chotano huyó a las consultas de los periodistas y se escondió en su oficina, ubicada en Cercado de Lima.

Quien sí dio la cara fue su padre José Florencio Fernández Rivera, que figura como socio en Corporación Chemicals. “De eso (envío de dinero a Alejandro Sánchez) no sé nada, él ve las cuentas, yo solo voy a trabajar. Desconozco eso”, anotó.

El señor aseguró que trabaja en el almacén de Corporación Chemicals y admitió conocer desde niño a Alejandro Sánchez, el íntimo amigo del jefe de Estado y quien hoy tiene mucho por responder.

Sabía que

Alejandro Sánchez prestó su casa del jirón Sarratea a Castillo para que la use como base durante las elecciones presidenciales 2021.

Colaboradores eficaces contaron a la Fiscalía que Sánchez aportó S/4 millones a la campaña presidencial de Castillo.

La exviceministra Añaños apuntó que se reunió con Sánchez y otros empresarios para informar sobre obras de saneamiento.

Fuente Perú21

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − seis =

Translate »