Entrevista. El funcionario destacó la importancia de que en este 2018 se haya trabajado con las autoridades regionales y locales la elaboración de un importante número de expedientes técnicos que garantizará la ejecución de los proyectos para el próximo año.

–¿Cómo marcha el trabajo con las autoridades regionales y municipales salientes en esta última etapa de esas gestiones y con el fin de dejar todo listo a los próximos gobernadores y alcaldes en el tema de la reconstrucción?

–En principio, tengo que saludar a las autoridades que nos están acompañando en el proceso de reconstrucción. Me refiero a los más de 10 gobiernos regionales y los más de 700 gobiernos locales que participan en estas tareas.

Desde el primer momento en que tomamos contacto con ellas, trabajaron de manera conjunta, estrecha, con la ARCC y cada uno de los sectores involucrados. Se les puso una tarea y buscamos contar con un elemento clave para ejecutar una obra: los expedientes técnicos.

Como producto de esta labor, que no es sencilla, pues implica un proceso bastante largo, desde la preinversión, en el 2018 contamos con más de 4,000 intervenciones y hemos transferido un poco más de 4,000 millones de soles. Esta situación nos permite gatillar una inversión de 8,400 millones de soles, que viene a ser la tercera parte del presupuesto de la reconstrucción.

Entonces, hay que reconocer ese trabajo efectuado desde el espacio subnacional. Desde luego, en estos montos que acabo de mencionar no solo está el trabajo con los gobiernos regionales y locales, sino también con los ministerios de Transportes, de Vivienda, de Agricultura y de Educación, que son nuestros brazos ejecutores.

–De acuerdo con informaciones, de los 4,300 millones asignados en el 2018, se registran avances del 30%, 13% y cerca del 20% en los gobiernos central, regionales y locales, respectivamente, ¿qué problemas se están presentando?

–En líneas generales, no los voy a llamar problemas. La ARCC transfiere recursos a las unidades ejecutoras sobre la base de una programación que estas nos alcanzan. Por ejemplo, nos dicen que van a ejecutar 100 en cuatro meses, 25 cada mes, y nosotros transferimos de acuerdo con esa programación.

A veces, el proceso de licitación se retrasa una semana y puede poner en riesgo el devengado o el gasto de un mes, y eso ya se traduce en la ejecución. Se puede caer, además, un proceso de licitación, pero la manera como la ARCC transfiere los recursos a las distintas ejecutoras es sobre la base de una programación.

Desde luego, trabajamos estrechamente con las ejecutoras para que estos retrasos sean lo menos posible. Queremos minimizar esos retrasos.

–¿Con esa perspectiva, los 7,000 millones de soles destinados para el próximo año con el fin de ejecutar las más de 3,400 intervenciones caminarán de acuerdo con lo previsto?

–Desde luego, pues hay una diferencia importante entre el ejercicio fiscal 2018 y el del 2019. Empezaremos el próximo año con muchos expedientes técnicos que nos garantizarán la ejecución de los proyectos, lo que no pasaba en enero del 2018.

El primer mes del año pasado no contábamos con esos documentos para efectuar las obras. Trabajamos de manera conjunta con nuestros brazos ejecutores para elaborar los expedientes técnicos.

Otro hecho que es importante señalar es que hasta junio de este año hemos trabajado con un marco normativo, voy a llamarle, tradicional, que conceptuaba un proyecto de la reconstrucción como cualquier otro de inversión pública. No se reconocía su urgencia ni excepcionalidad.

Recién en junio del 2018, por una decisión firme que adoptó el presidente Martín Vizcarra de pedir delegación de facultades al Parlamento, sacamos el Decreto Legislativo Nº 1354, que constituye el nuevo marco normativo de la reconstrucción.

Y esta legislación partió por reconocer que la reconstrucción y lo que causó El Niño Costero era un fenómeno extraordinario y requería medidas excepcionales, ágiles, que permitieran que corra la reconstrucción. Así, hoy contamos con este marco normativo que nos permitirá ejecutar rápidamente en el 2019.

–¿Qué le puede decir al poblador que reclama ver obras, de cara al 2019?

–Será un año bastante importante, en el que veremos muchas obras. En este 2018 hay que señalar que tenemos más de 690 intervenciones culminadas por más de 750 millones de soles culminadas. Claro, en el mar del universo de las cerca de 12,000, siempre continúa siendo corto, pero es la cantidad de obras terminadas.

En ejecución existen más de 1,700 intervenciones por más de 1,400 millones de soles, no es menor. Sin embargo, frente al tamaño total siempre sigue siendo corto.

En convocatoria y en expresión de interés, listas para inicio de ejecución en las próximas semanas, hay 2,433 intervenciones por cerca de 2,000 millones de soles. Mucho de todo esto se visualizará en el 2019.

Lo único que le digo al poblador es que siga pensando en que estamos preocupados por recuperar prontamente todos los servicios de infraestructura pública dañada por El Niño Costero.

Plan de capacitación

El Ejecutivo y la ARCC trabajan para que las nuevas autoridades locales y regionales puedan conocer a cabalidad qué cosa significa el proceso de reconstrucción, sostuvo Edgar Quispe. Recordó que cada cambio de gobierno –nacional, regional y local– resiente la ejecución de los proyectos “y lo que queremos es minimizar esos efectos”.

Para tal fin, afirmó, es necesario que las próximas autoridades sepan qué cartera de proyectos existe para su jurisdicción, cuáles están en plena ejecución, qué obras están en convocatoria y “qué cartera de proyectos figura en la puerta del horno para ser financiados”. “No queremos que pare un solo día y veo, más bien, como una gran oportunidad el cambio de gobiernos.

Cuando conversamos con el gobernador, el alcalde provincial o el burgomaestre distrital electos, muestran mucho entusiasmo y están muy ávidos de correr, de sacar las cosas adelante”. Es importante dotarles de información, instrumentos y herramientas, de tal manera que desde el primer día que asuman el gobierno regional y local puedan correr con los proyectos, refirió.

Compromiso

La reconstrucción termina en el 2021, pues no hay manera de que todas las cosas estén listas en un solo ejercicio, afirmó Edgar Quispe.

La Ley Nº 30556, dijo, da un plazo de tres a cuatro años. “Nuestro compromiso es seguir trabajando para que efectivamente se cumpla”.

Fuente El Peruano

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

13 − 1 =

Translate »