Un patrón preocupante. La Procuraduría Anticorrupción del Callao, a cargo de Engie Juan Herrera Yactayo, apeló la resolución del Ministerio Público que ordenó archivar una denuncia penal contra los presuntos responsables de malversar recursos públicos en el programa “Agua para Todos”, que debía implementarse en ciudadela Pachacútec, Ventanilla.

La denuncia del procurador Herrera Yactayo se sustenta en una investigación realizada en el Congreso de la República sobre los megaproyectos realizados en el período 2006-2011 y entre los presuntos involucrados se incluye al expresidente Alan García Pérez.

El documento judicial permaneció durante más de un año en la Fiscalía de Ventanilla y hasta donde se sabe no se realizaron diligencias. Sin embargo, el Ministerio Público resolvió el archivamiento “por falta de evidencia”.

NECESIDAD

Los problemas de sanidad en el Proyecto Especial Ciudad Pachacútec datan desde su inicio, a fines de la década de los 90. Pocos meses antes de las elecciones generales, en las que Alberto Fujimori buscaba una segunda reelección, millares de personas aparentemente instigadas invadieron terrenos en una amplia zona de Ventanilla.

El gobierno, entonces, se dedicó a brindar asistencia a la nueva población asentada en un arenal. Pero pasada las elecciones, el gobierno de transición y el régimen de Alejandro Toledo, los problemas por falta de agua y saneamiento se agravaron hasta que en el 2010-2011 se impulsó el programa “Agua para Todos” en el gobierno de Alan García.

La denuncia insinúa que miembros del comité de selección que licitó las obras en Pachacútec eran del entorno de García Pérez. La primera convocatoria quedó desierta. En la segunda, las empresas participantes, insólitamente, pidieron que se aumente el monto inicial que era de 275 millones de dólares, algo que finalmente se hizo realidad.

PROBLEMAS

Las obras debían haberse concluido en un período de 448 días pero no fue así. Los pobladores de Pachacútec se quejaban de que el servicio era deficiente y ponía en riesgo la salud de las personas. Se hicieron ampliaciones de plazo hasta en seis oportunidades mediante adendas que en total sumaron más de 80 millones de dólares.

A ello se debe sumar la negligencia con la que actuaron los funcionarios responsables de verificar el cumplimiento de las obligaciones contractuales del consorcio. Se dejó de cobrar penalidades por más de 20 millones de soles para resarcir el retraso en la entrega de los avances.

El proyecto nunca se terminó y la mejor evidencia es la situación en que se encuentra un importante sector de Pachacútec. Sin embargo, el informe da cuenta de que las obras fueron inauguradas por el entonces presidente Alan García con asistencia de la población.

Al final, una obra que tenía un presupuesto inicial de 275 millones de dólares, por los incrementos injustificados, las adendas y las penalidades no cobradas generó un desembolso de recursos públicos por más de 400 millones de dólares. Y la población de Pachacútec nunca tuvo el agua potable y el saneamiento que tanto esperaba.

FISCAL de VENTANILLA

Una vez más los abogados del Estado tienen que apelar las resoluciones que algunos representantes del Ministerio Público emiten sin realizar mayores indagaciones.

EXPRESO verificó que la presente denuncia estuvo durante más de un año en el despacho de un fiscal de Ventanilla que, finalmente, la sobreseyó sin más trámite. Ahora la apelación se verá en otra instancia.

GRAÑA

Las obras se adjudicaron al consorcio formado por las empresas Graña y Montero y Abengoa (España).

Fuente Diario Expreso

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 3 =

Translate »