Como parte de la organización de los Juegos Panamericanos de 2019, la Municipalidad de Lima recibió el encargo de ejecutar una serie de obras viales para, entre otros objetivos, garantizar la movilidad de las delegaciones deportivas.

A menos de ocho meses del inicio de la competencia, sin embargo, la Contraloría (CGR) ha detectado retrasos en algunos de estos proyectos y no estarían a tiempo.

El ente de control señala que, con la finalidad de acelerar la licitación y ejecución de estas obras, los procesos de selección fueron encargados a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). No obstante, en dos de ellas se han identificado retrasos que ocasionarían que los proyectos no cumplan con su “finalidad pública”.

El primer paquete de obras incluye el mejoramiento de la infraestructura vial y peatonal de las avenidas Los Héroes y Pachacútec, que serán utilizadas como vías de acceso para la Villa Panamericana ubicada en Villa El Salvador (VES). Esta intervención incluye también la construcción de pasos a desnivel en los cruces con las avenidas San Juan, Miguel Iglesias y 26 de Noviembre. La inversión actualizada es de S/ 303,8 millones.

Según el cronograma revisado por la CGR y difundido por la propia OIM, la adjudicación para estas obras debió entregarse el 16 de noviembre. Considerando que la ejecución demandará 365 días calendario, se concluye que no estarían terminadas para el 26 de julio de 2019, fecha en que inician los Panamericanos.

La convocatoria en curso es la tercera. En principio, la buena pro para este paquete se debió entregar el 2 de agosto de este año, pero el proceso fue declarado desierto “sin evidenciar el sustento de dicha declaración”, según señala la Contraloría.

En una segunda convocatoria se tenía previsto adjudicar los proyectos el 18 de septiembre pasado, pero también se declaró desierta. La CGR alerta que, del mismo modo, en las comunicaciones de la OIM no se consignaron las razones de esa decisión.

El informe del ente de control revela también que la Municipalidad de Lima no objetó la decisión de postergar el proceso de selección.

El segundo proyecto con demora es la construcción de un nuevo tramo de la Costa Verde entre la avenida Rafael Escardó y el jirón Virú, en los límites del Callao y San Miguel.

Esta obra vial, que costará S/ 321 millones es importante porque servirá de conexión hacia la Villa Deportiva Regional del Callao, donde se ubica el Estadio Miguel Grau, y hacia el propio circuito de playas, donde también se desarrollarán algunas disciplinas, además de otras sedes.

El 17 de setiembre pasado, la Municipalidad de Lima informó que se estaban “ultimando detalles” para comenzar la ejecución de la obra, cuya buena pro quedó consentida recién el día 28 del mismo mes.

El 23 de octubre pasado, sin embargo, la Contraloría alertó que la ejecución de la obra todavía no empezaba, lo que generó el riesgo de que no se termine para el inicio de los Juegos. Esto debido a que, según el expediente aprobado por la Empresa Municipal Administradora del Peaje (Emape), la construcción de este tramo tomará 270 días calendario.

LAS REACCIONES

Consultado por La República, el alcalde electo de Lima, Jorge Muñoz, dijo estar al tanto de las “licitaciones que no han prosperado” y aseguró que lo avanzado por la Municipalidad de Lima “deja mucho que desear”.

“Sé que hay retrasos que no se han visto como tendrían que haberse hecho. Sí me preocupa porque los Panamericanos tuvimos que haberlos preparado de una mejor manera”, declaró.

Este diario solicitó a Emape un descargo por los retrasos, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta. La institución tampoco brindó información sobre las otras 10 obras viales que la comuna metropolitana tiene a su cargo.

El pasado 13 de octubre, Muñoz visitó algunas de las obras de los Panamericanos acompañado de Carlos Neuhaus, presidente de la comisión organizadora (COPAL). La entidad tampoco se pronunció para este informe.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × tres =

Translate »