La investigación del caso “Los Temerarios del Crimen” reveló el nombre de empresarios que estuvieron dispuestos a entregar dinero a cambio de ganar contratos con entidades públicas o ganar la licitación de millonarias obras.

A partir del primer grupo de empresarios que aceptó acogerse al proceso de terminación anticipada, la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada (Fecor) de Lambayeque halló el nombre de las compañías y consorcios que intentaron negociar con el exalcalde de Chiclayo, David Cornejo Chinguel.

Dos de ellos, el empresario Walter Ríos Villacorta y su hijo Walter Ríos Flores, aceptaron su responsabilidad en los hechos que le imputó la Fiscalía. Pese a que confirmaron un pago de S/ 50,000 al exalcalde que no resultó favorable, la empresa “Servicios Generales y Vigilancia S.R.L”, o Segevisa SRL, a la que ambos representaron, ganó con otras entidades de la región.

DETALLE

Como resultado de la investigación principal al exalcalde David Cornejo Chinguel y la presunta red criminal que habría conformado con regidores y exfuncionarios; la Fiscalía solicitó en julio de este año la detención preliminar de 25 personas vinculadas al sector de construcción y transporte.

Los empresarios aceptaron los delitos que les imputó la Fiscalía de acuerdo a la declaración de colaboradores, testigos e imputados en el caso “Los Temerarios del Crimen”.

De la tercera lista de detenciones, 23 de los imputados fueron sentenciados a prisión suspendida por el Cuarto Juzgado de Investigación Preparativa luego de que se sometieron al proceso de terminación anticipada.

Todos ellos obtuvieron una reducción de la pena impuesta por delitos de corrupción -colusión agravada o cohecho- por aceptar con su declaración los hechos narrados por otros investigados. Gracias a ello, no solo se conoció a los empresarios que accedieron a la propuesta de pagar coimas, sino a las empresas con las que buscaron ganar un contrato o licitación.

En el caso del empresario Walter Alfonso Ríos Villacorta, el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria dictó 3 años y 4 meses de pena privativa de la libertad suspendida en su ejecución por el delito de tráfico de influencias.

De igual modo, su hijo Walter Alfonso Ríos Flores recibió la misma pena, pero por el delito de cohecho activo genérico. A ambos, además, se les impuso el pago de una reparación civil de S/100,000. Este monto representa el 50% de la coima que confirmaron haber entregado al exalcalde David Cornejo Chinguel.

Los hechos que estos empresarios reconocieron se remontan al 2016, durante el segundo año de gestión del exburgomaestre. Walter Ríos Villacorta declaró a la Fiscalía que ese año se enteró que Nilton Monje Sampén, exfuncionario de Cornejo Chinguel, solicitaba un apoyo económico a su hijo Walter Alfonso Ríos Flores para que el exalcalde financie su campaña para presidir la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE).

“Le pregunté a mi hijo qué beneficio podría obtener yo al dar esa cantidad de dinero, comentándome que Nilton Monje Sampén nos iba a ayudar a ganar algún contrato con Espel, por lo cual le dije que estaba dispuesto a apoyarlo ya que conocía a Nilton Monje desde hace ya varios años, pasado una semana aproximadamente procedí a dar los cincuenta mil soles que provenía de mis ingresos que recibía de la empresa SEGEVISA S.R.L.”, manifestó en su declaración.

Walter Alfonso Ríos Villacorta se refiere a su empresa Servicios Generales y Vigilancia S.R.L, o SEGEVISA, donde figura como gerente general desde marzo de 2002. Ese año, la empresa registró el menor monto girado por contratos con el Estado, tal como aparece en el portal de transparencia del Ministerio de Economía y Finanzas.

DINERO

El testimonio de Walter Alfonso Ríos Flores sobre la coima de S/ 50,000 es muy similar al de su padre. Reconoció ante los fiscales de la Fecor que recibió una llamada de Nilton Monje Sampén para ofrecerle un “negocio”.

Luego de reunirse en la oficina del Centro de Gestión Tributaria, donde Monje era jefe, el exfuncionario le comentó la postulación de Cornejo Chinguel al AMPE. Por ello, aseguró Ríos Flores, le pidió 50 mil soles a cambio de que gane un proceso de contratación para servicios de seguridad en Epsel.

Cuando obtuvo el dinero, el empresario acudió con su padre hasta la cochera del CGT donde se encontraron con Nilton Monje. “Yo cogí el sobre con el dinero y se lo entregué en sus manos y le dije que estaba completo, Nilton Monje recibió el sobre y lo guardo en el interior de su pantalón, luego sin cruzar más palabras nos retiramos cada uno por su lado”, detalló Ríos Flores.

Según contó este empresario, aquella no era la primera vez que postulaban a ganar una licitación con Epsel pero, antes del pago de la coima, nunca habían ganado. Sin embargo, los servicios de seguridad de SEGEVISA sí se brindaron a otras entidades de la región -desde 2015- por un monto que llega a superar los 6 millones de soles.

Luego de haber facturado poco más de 67 mil soles con el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, la empresa SEGEVISA brindó sus servicios -en 2015- al Gobierno Regional de Lambayeque (GRL) por un monto de S/ 409,612.61.

Al año siguiente registra haber contratado con el Hospital Regional Docente Las Mercedes y el Proyecto Especial Olmos Tinajones (PEOT) por un monto un poco mayor: 483 mil 846 soles. Pero también fue proveedor de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo por 4576 mil soles. En 2016, sus contratos con otras instituciones públicas como otras de carácter nacional como el Instituto Nacional de Defensa Civil también llegaron a más de 1 millón de soles.

Ya en 2017, ganó 1 millón 399 mil 613 soles por servicios brindados al PEOT, el Gobierno Regional de Lambayeque y la Gerencia Regional de Transportes mientras un monto mucho menor (S/ 286,075.89) recibió de otras entidades.

Al año siguiente, esta diferencia de contratos se repitió: un poco más de 295 mil soles recibió SEGEVISA por contratos con entidades del gobierno nacional mientras que en la región, a través del PEOT, la sede central del GRL y nuevamente la gerencia regional de Transportes, ganó un total de S/ 1’639,277.65.

Este año, las ganancias para SEGEVISA bajaron pues solo llegó a contratar s/807 mil 887 con las mismas tres entidades de la región (el Gobierno Regional de Lambayeque, PEOT y la gerencia regional de Transportes). Cabe destacar que en los extremos de la sentencia impuesta a los empresarios Walter Ríos Villacorta y Walter Ríos Flores, se ordenó su inhabilitación para obtener mandato, cargo, empleo o comisión de carácter público.

“En el caso concreto se traduce al impedimento de contratar con el Estado de parte de la empresa Servicios Generales y Vigilancia SRL (SEGEVISA SRL)”, se lee en el fallo del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + once =

Translate »