Una empresa cuestionada por vender material de aseo a la Región Policial La Libertad, presuntamente sobrevalorado, tiene entre sus fundadoras a una policía en actividad, trasgrediendo las normas de contratación con el Estado por casi una década.

Además, su socia es esposa de un comandante también en actividad, cuyas hermanas y cuñada son proveedores de la Policía.

Bajo la lupa de la Fiscalía Anticorrupción en La Libertad está la empresa K & C Trading Group SAC que tuvo la suerte de ser elegida a dedo por altos mandos policiales de esa región, para la compra de material de aseo, limpieza, mascarillas y hasta la fumigación en comisarías en el marco de la emergencia nacional por COVID-19.

A juzgar por su récord de contratos consignados en el Organismo Supervisor de las Contrataciones con el Estado (OSCE), sería de las preferidas de la Policía a nivel nacional desde hace varios años. K&C Trading ha facturado casi 800 mil soles en total siempre con la Tercera Dirección Territorial La Libertad-Áncash.

Tras la denuncia del suboficial Romel Vásquez Olano, y de otros policías que de manera anónima hicieron público su malestar por la falta de implementos de bioseguridad para cumplir su deber en las calles, se abrió una caja de pandora.

Con personajes unidos no sólo por los negocios, sino también por lazos de sangre. Una situación que ha provocado la destitución de la máxima autoridad policial en La Libertad, general Lucas Núñez Córdova, hoy investigado por estos cuestionables procesos.

Pero, ¿desde cuándo K & C Trading Group SAC se convirtió en proveedor de la Policía Nacional? En el 2010, según la partida de Registros Públicos, se constituyó esta empresa y como socias aparecen Elena Karin Puente Oliver y Luz Marina Mendoza Sana.

Esta última, es una empleada civil de la Policía Nacional y su grado es técnico administrativo en actividad. En el año que inscribió su empresa, 2010, Luz Marina Mendoza trabajaba en la Dirección Nacional de la Policía, pero en la ficha de fundadora de empresa consignó como ocupación secretaria, sin especificar que ya era técnico administrativo de la Policía.

Según se consigna en la partida, K & C Trading Group SAC ofrece múltiples servicios. Desde la construcción y consultoría de edificaciones en edificios, viviendas, oficinas, hospitales, postas colegios, hoteles, etc.

Además de construcción de carreteras, caminos, obras de irrigación, bocatomas, lagunas de oxidación y más. Pasando por servicios técnicos en minería, transporte de personal, importación de todo tipo de insumos incluido lo sanitario. Prácticamente, una empresa todo terreno que ha encajado muy bien en varios contratos con la Policía.

Exactamente desde el 2014, cuando acondicionó el techo del almacén de la sede antidrogas, contrato que ganó por un monto ascendente a los 51 mil soles con la Dirección Antidrogas (Dirandro). Coincidentemente, ese mismo año, Luz Mendoza Sana, según datos oficiales de la institución policial, trabajaba en la Unieco, la Unidad de Economía de la Unidad Ejecutora de la Dirandro.

Pero Áncash no es la única región en la que esta empresa ha hecho negocios. Desde el 2014, K & C Trading Group SAC ha ganado varios contratos con la Policía. En Huancayo, Tacna, Madre de Dios, Cusco, Arequipa, en Trujillo precisamente durante la pandemia y Lima.

La socia fundadora junto a Luz Mendoza Sana es Elena Karin Puente Oliver, esposa del comandante Carlos Alberto Vásquez Ramírez, policía también en actividad que actualmente presta servicio en la Policía Judicial en Lima.

Pero eso no es todo, y es que varios familiares cercanos de Elena Karin Puente Oliver, esposa del comandante Carlos Vásquez también tienen empresas que han ganado contratos en adjudicación directa con la Policía, como, por ejemplo, sus hermanas Melissa Belén Puente Oliver y Marilin Susan Puente Oliver.

Socias accionistas de la empresa Construcciones y servicios generales LUNIC SAC, que le vendió mascarillas y guantes a la Dirección Territorial Policial de Chiclayo, por un monto de 59 mil soles, contrato firmado el 30 de abril de este año, en plena pandemia.

Pero no fue el único contrato que logró. En esa misma fecha, también se adjudicó el contrato para el servicio de fumigación y limpieza de locales policiales, firmado con la Macro Región Policial La Libertad-Áncash, por un monto de 73 mil 399 soles.

La Fiscalía Anticorrupción a nivel nacional, tiene en sus manos, varias investigaciones en diversas sedes policiales donde se realizaron compras de material sanitario a la velocidad de un rayo y en la mayoría de casos, no se habría respetado la ley.

Fuente América TV

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 1 =

Translate »