La orden de captura que dictó el titular del Primer Juzgado Penal Unipersonal del Callao, Gino Delzo Livias, todavía está vigente. Ha dispuesto la búsqueda y captura de la exministra del gobierno aprista de Alan García, Susana Pinilla Cisneros, condena a 5 años de prisión efectiva por el delito de colusión.

Aparentemente, a sabiendas que el fallo le sería contrario, Pinilla abandonó el país el 28 de diciembre de 2018, pocos días antes que el juez Gino Delzo la sentenciara el 22 de febrero de 2019. Estaría laborando en México, en el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). Sin embargo, Susana Pinilla no aparece en el Programa de Recompensas del Ministerio del Interior.

El juez Gino Delzo le imputó el delito de colusión en agravio del Estado, por haber formado parte del directorio de la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (CORPAC), que contrató al Fondo Municipal de Inversiones del Callao (Finver Callao) para la construcción de la nueva sede del consorcio.

Finver Callao es un organismo descentralizado de la Municipalidad Provincial del Callao, y en este caso, estaba al frente Félix Moreno Caballero, por cierto, muy allegado al gobierno aprista y a Alan García.

Según la sentencia, la contratación de Finver Callao por parte del directorio de Corpac, se hizo pasando por alto que la empresa municipal no tenía experiencia en la construcción de edificios, ni poseía los medios idóneos para cumplir con el proyecto encargado. Ni siquiera se convocó a licitación pública.

Sin embargo, para la habilitación del proyecto, Corpac autorizó una transferencia de 21.3 millones de soles para comenzar la ejecución de la obra pública.

Por esta razón, a Susana Pinilla y a los demás miembros del directorio de Corpac -Percy Velarde Zapater, Raúl Lanatta Lanatta y Julio Zavala Hernández- se le condenó por haber autorizado la suscripción del convenio de cooperación entre Corpac, la Municipalidad Provincial del Callao y Finver Callao, en contubernio con el presidente del directorio, Walter Tello Castillo, el gerente general Felipe Vallejo Leigh y el gerente legal, Fernando Noblecilla Zúñiga.

De acuerdo con la resolución judicial, para la suscripción del convenio los integrantes del directorio tuvieron que concertar con el entonces alcalde del Callao, Félix Moreno Caballero, y el gerente general de Finver Callao, Andrés Villareyes Dávila, para que se aprobara el expediente técnico y la construcción de la nueva sede de Corpac con un presupuesto de 35 millones de soles.

Finver Callao no contaba con logística, infraestructura, capacidad ni experiencia para ejecución del mega proyecto. Como es de conocimiento público, Moreno está preso por actos de corrupción durante su gestión como alcalde chalaco, mientras que Villarreyes ha sido condenado en ausencia a 5 años de prisión y se encuentra no habido. Mientras se encontraba prófugo, Félix Moreno convivía con Sheyla Villarreyes Vásquez, sobrina de Villarreyes.

El juez Delzo Livias también dispuso la inhabilitación de Susana Pinilla Cisneros por un año y 8 meses para ejercer cargos públicos, así como el pago de la reparación civil solidaria con los otros acusados por 50 millones de soles favor del Estado. Esta indemnización responde a que la obra quedó inconclusa, pese a que el Estado desembolsó más de 21 millones de soles en el 2010.

En agosto de 2019, la Procuraduría Anticorrupción del Callao solicitó la renovación de la orden de captura de Susana Pinilla Cisneros y del resto de condenados. El único detenido hasta ahora es Félix Moreno.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete + siete =

Translate »